Vivienda inundada de hidrocarburo en Poza Rica lleva 9 años sin solución

Poza
Han transcurrido nueve años desde que la vivienda marcada con el número 13 de la colonia Francisco I. Madero en la ciudad de Poza Rica, se inundó de hidrocarburo. Y es la fecha que la casa continúa en la misma condición. Es la casa de la señora Carmina Carballo, quien describe que fue en octubre de 2009 cuando el chapopote brotó en un terreno vecino y este comenzó a escurrir hacia el interior de la propiedad FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Poza Rica, Ver. Han transcurrido nueve años desde que la vivienda marcada con el número 13 de la colonia Francisco I. Madero en la ciudad de Poza Rica, se inundó de hidrocarburo. Y es la fecha que la casa continúa en la misma condición.

Es la casa de la señora Carmina Carballo, quien describe que fue en octubre de 2009 cuando el chapopote brotó en un terreno vecino y este comenzó a escurrir hacia el interior de la propiedad.

La batalla con la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) fue complicada porque sólo le dictaminaban que se trataba de una emanación natural y a pesar de las constantes maniobras para retirar el hidrocarburo, todo fue en vano.

«Tengo tres recamaras y un baño obsoleto. No los puedo utilizar porque la casa está llena de chapopote y quisiera ver si hay alguien que haga la inspección ocular para que la chequen y verifiquen en qué condiciones está».

Otro de los factores que provocaron que se inundaran del combustible, fue la construcción de una barda de su vecino a quien identifica como Doroteo Rubio lo que evitó que los escurrimientos tuvieran salida hacia las calles, pues sólo ocasionó que este se acumulara en los alrededores de la casa número 13.

Reconoció que hay temporadas en que el petróleo disminuye y sólo se queda la marca de hasta 80 centímetros de alto y quedan a la vista la cama, ropa y demás muebles que están atrapadas entre la espesura del chapopote.

«Perdí todo. Todas mis pertenencias las perdí y hasta ahora nadie me ha hecho justicia» y también lamenta la muerte de su esposo de quien dijo su padecimiento se complicó por respirar el petróleo de manera constante, según su diagnóstico médico.

La vivienda es de dos plantas y la primera resultó con daños por las emanaciones. Así que la opción de la familia fue cerrar la puerta y ocupar la parte de arriba de la propiedad, explicó la señora Carmina Carballo.

Esta colonia se ubica en los alrededores del cerro “del abuelo” de la ciudad de Poza Rica donde a decir de Pemex, es que en esa zona el petróleo brota de manera natural y justifican que no se trata de la ruptura de oleoductos.

La afectada acudirá a la ciudad de Xalapa para buscar el apoyo de las autoridades estatales y verificar si puede tener acceso a algún programa social, además de exponer las condiciones inhabitables de su casa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.