¿Ya pensó sus propósitos de año nuevo?; le decimos cuáles son los más comunes y las razones de por qué se fracasa en el intento de lograrlos

Propósitos
¿Ya pensó sus propósitos de año nuevo?; le decimos cuáles son los más comunes y las razones de por qué se fracasa en el intento de lograrlos FOTO: WEB

Además de la tradición de usar calzoncillo rojo o amarillo que ya le platicamos, existe una todavía más popular que es pedir los deseos o propósitos para el año nuevo. La costumbre marca que esto se debe realizar justo a la media noche, y con todas sus fuerzas debe pedir aquello que más desea; aunque claro, no basta con pedirlo, porque hay que saber que nada sucede por arte de magia. Se supone que a partir del primero de enero las personas deben de trabajar en acciones que las encaminen a alcanzar aquello que esperan suceda.

Propósitos hay y muchos, pero algunos son más comunes que otros. Por ejemplo, entre los más populares se encuentran bajar de peso, ahorrar dinero, entrar al gimnasio, viajar por el mundo, comprarse un auto o una casa, y comer saludablemente. Otras personas se proponen llevarse mejor con la familia, conseguir un mejor trabajo, tener hijos y a veces hasta formalizar alguna relación sentimental y hasta casarse, pero sea cual sea el deseo, muchas veces se quedan en buenas intenciones que no sobreviven las primeras semanas del nuevo año.

Entre las causas que llevan a que las cosas se queden a medias se encuentra la flojera que da, por ejemplo, levantarse temprano para salir a hacer el ejercicio que les haga tener un mejor cuerpo y una vida más sana; la falta de tiempo es también otro factor que se atraviesa en el camino; hasta la falta de dinero puede influir en el fracaso de los propósitos. Lo mejor es que hagamos una lista con cosas que sepamos que podemos cumplir a mediano y largo plazo, para no terminar el año y decir “¡otra vez no cumplí mis objetivos! ¿Usted ya sabe cuáles serán sus propósitos para el nuevo año que está por iniciar

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.