De los “fifís” a “los canallas”, el presidente siempre encuentra un nuevo calificativo para referirse a quienes no comulgan con su pensar y su actuar

AMLO
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

Si algo nos ha demostrado el presidente Andrés Manuel López Obrador es para eso de poner calificativos a sus oponentes y detractores, se pinta solo. Como olvidar el famoso “cállate chachalaca” que le gritó al entonces presidente Vicente Fox, y el ya clásico “la mafia del poder” que hasta la fecha usa para referirse a un grupo de políticos, empresarios y líderes sociales que, según él, han controlado el país a su antojo. Hoy, a menos de un mes de haber asumido la presidencia de la República, ha agregado tres palabras más a su lista: mezquinos, neofascistas y canallas.

La diferencia es que hoy AMLO ya es presidente de México, de todos los mexicanos; ya no está en campaña para que siga descalificando de la manera en la que lo hace a todos aquellos que levantan la mano para cuestionarlo ya sea en público a través de las redes sociales. En el momento tan crispado que vive nuestro país, el presidente debería de utilizar los espacios de diálogo con los medios de comunicación para hacer un llamado a la concordia y al respeto de las ideas.

Ya no es tiempo de seguir refriéndose a los contarios como los fifís, pirruris, conservadores o neo porfiristas. Como escribió el periodista León Krauze en su cuenta de twitter, a propósito de lo que está sucediendo: “El ejercicio del poder implica también enfrentar la incomodidad, la hostilidad y, sí, la “mezquindad” para demostrar altura de liderazgo”. Esperemos no tener que seguir agregando palabras a la lista de calificativos que AMLO tiene para referirse a quienes no piensan como él.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.