¿Puede un medio de comunicación pedir que se rompa el Estado de Derecho?; cuidado, algunos por quedar bien se empinan

Derecho
Artículo de la UNESCO sobre Los medios de comunicación y el buen gobierno FOTO: UNESCO
- en Avenida Principal, Carrusel

Dice el periodista Carlos Jesús Rodríguez que el servilismo es un escalón para los viles, pero no sólo para esos, también para los abyectos; seres que se degradan con tal de que los gobernantes los utilicen de tapetes para que limpien la mierda que traen en la suela de sus zapatos. Con tal de quedar bien algunos medios son capaces de llegar a actos de sumisión y servilismo inimaginables. Los vimos en Veracruz en los tiempos de Fidel Herrera, los vimos con Duarte a quien llamaron «el mejor gobernante que ha tenido Veracruz» y los estamos viendo ahora con Cuitláhuac García, de quien descubrieron se sonroja con cualquier halago gratuito. Ese tipo de servilismo sólo degrada, pero hay otro que hace peligrar el Estado de Derecho, que es más grave.

En algún momento el secretario de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros dijo que «cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecerla». Por supuesto eso no tuvo consecuencias pues el señor es aprendiz de funcionario público. Pero que un medio de comunicación haga eco de esa imbecilidad sí es grave. De acuerdo con la UNESCO en su artículo “Los medios de comunicación y el buen gobierno”, los medios de comunicación cumplen una función fundamental, «ya que constituyen el sector de la sociedad más indicado para promover el seguimiento del avance del estado de derecho».

Esto viene al caso ya que un medio de comunicación, tratando de quedar bien con el gobierno actual y procurando aportar con presión para que el fiscal Winckler salga, se atrevió a proponer: «Sería muy recomendable que salga por la buena porque de otro modo, que se movilice el pueblo y que lo saque, con o sin juicio político. Si él no respeta la ley, el pueblo no tiene por qué respetarla». Un medio está para proponer que se respete el estado de derecho y las leyes, en caso de no hacerlo está transgrediendo su propia ética, su propia razón de ser. Ya lo dijimos, todo lo que el secretario de Gobierno toca, lo convierte en mierda.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.