Éric Cisneros pidió a Santa la renuncia de Winckler, como no se podrá, lo pedirá a los Reyes, y si no a la Candelaria y si no lo pedirá de Día del Amor; porque por las buenas no puede removerlo

Éric Patrocinio Cisneros Burgos; Jorge Winckler Ortiz FOTO: ESPECIAL
- en Avenida Principal, Carrusel

Bien lo dice el maestro Luis Velázquez Rivera, cada día, cada semana, cada mes, cada año que Jorge Winckler pase como fiscal del estado es una derrota para el gobierno de Cuitláhuac García, sobre todo para su secretario de Gobierno que hace las veces de “director de obras públicas de Xalapa”. Si Patrocinio Cisneros tuviera los elementos suficientes para él sólo tumbar al fiscal, ya lo hubiera hecho.

Pero como no tiene elementos pide ayuda al Congreso, a alcaldes, a empresarios, a Solecito (Los 400 pueblos de este sexenio) y a todos enmierda. Bueno, ya le pidió en su carta a Santa Claus que le diera la renuncia de Winckler como regalo de navidad, pero el gordo de rojo le dijo al otro que él no cumple caprichos “ñoños”. Ante esa circunstancia Patrocinio Cisneros ya le está escribiendo su carta a los Reyes Magos para que le den la renuncia de Winckler de regalo y si no son los reyes, ya se lo pedirá a la Candelaria y si no es la Candelaria lo pedirá de Día del Amor y si no ya lo pedirá para el Día del Niño.

Pobre secretario de Gobierno, pobre Veracruz, Patrocinio Cisneros Burgos debería pedir ese regalo a la legalidad, a las leyes, a la Constitución. Pero como el señor es un fanático, no se rige por la ley, se rige por la Divina Providencia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.