Sicarios balean Circo del Terror; hacen que huya de Acapulco, donde la delincuencia ha sometido al pueblo y las autoridades han sido claramente rebasadas

Sicarios balean Circo del Terror; hacen que huya de Acapulco, donde la delincuencia ha sometido al pueblo y las autoridades han sido claramente rebasadas FOTO: WEB

La violencia desenfrenada continúa ocasionando estragos y detonando el pánico en Acapulco, un puerto mexicano ubicado en el estado de Guerrero, en la costa sur del país. Y es que en esta ocasión tocó a los trabajadores del “Circo del Terror” vivir el miedo y no sólo provocarlo en las personas que pagan una entrada para ello, pues la carpa montada para el espectáculo desde hace un mes en la avenida Cuauhtémoc fue atacada por cuatro sujetos armados, quienes abrieron fuego en más de sesenta ocasiones contra la fachada del lugar.

De acuerdo con la cadena de la Organización Editorial Mexicana (OEM), los hechos ocurrieron después de las seis de la mañana; los empleados escucharon el rugido de las armas largas que portaban los delincuentes e inmediatamente se lanzaron al piso para evitar ser heridos o aniquilados.

Con ello, fueron obligados a desmontar el circo y retirarse del puerto sin concluir la temporada de presentaciones. Cabe recordar que Acapulco pareciera ser rehén de la delincuencia, pues las balaceras y los hechos violentos se han convertido en el pan de cada día; sin embargo, las autoridades han sido claramente rebasadas y han resultado incapaces de contener el problema. Y es que medios de comunicación locales han dado cuenta de ello, pues el pasado 30 de octubre, un enfrentamiento entre sicarios y policías dejó un saldo de cinco muertos en la comunidad de El Cayaco.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.