Abandono de perros, la otra cara de las peregrinaciones guadalupanas; lanzan campaña para adoptar a los animales que dejan en la Basílica de CDMX

Perros
El abandono de perros es un problema de deja las peregrinaciones en la Basílica de Guadalupe cada año FOTO: WEB

La fe por la Virgen de Guadalupe mueve cada año a millones de peregrinos que de todas partes del país llegan a la Basílica de la Ciudad de México. Muchas de estas personas además de viajar con la familia lo hacen también con sus perros, a los cuales, en muchos casos, dejan abandonados a su suerte en La Villa una vez que concluyen su visita. Ante esta situación los grupos de animalistas se han manifestado y exigido respeto y cuidado para los animales que, de acuerdo con las cifras, cada año suman alrededor de 300 los que se quedan varados.

Sin embargo, no todo está perdido. Desde hace cinco años el grupo protector de animales Mundo Patitas emprende la campaña de adopciones y este año no será la excepción. Se ha informado que, en los próximos días, en las redes sociales de esta organización se subirán las imágenes de los caninos que están disponibles para ser adoptados, así como el proceso que deberán completar quienes quieran llevárselos. Si a usted le interesa contribuir con la causa, las cuentas que debe visitar son: en Facebook, Mundo Patitas Oficial, y en Twitter, @MundoPatitas.

Los perros abandonados son solo una de las caras que no vemos de las peregrinaciones guadalupanas. Ojalá que en los años próximos pueda haber una colaboración entre los animalistas y las autoridades para emprender acciones de concientización y, ojalá que podamos llegar al día en que ni un solo animalito se queda abandonado en la Basílica de Guadalupe, eso a la Virgen no le debe de gustar nadita.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.