Cirujano plástico deja a sus clientes con rostro de Quasimodo; enfrentará juicios por haber usado sustancias prohibidas

Wesley Murakami
Cirujano plástico deja a sus clientes con rostro de Quasimodo; enfrentará juicios por haber usado sustancias prohibidas Foto: Web
Y es que el presunto cirujano plástico Wesley Murakami defraudó y prestó un mal servicio de belleza a por lo menos 40 personas en Brasil, dejándolas con cara de Quasimodo

Si sueñas con tener el mejor rostro de tus amigos o círculos cercanos de convivencia y tienes dinero para cirugías plásticas, aquellas que remediarían algunos detalles o harían milagros en tu cara, ten cuidado, debes poner puntual atención en el lugar donde planeas hacer los cambios; te podrían ocurrir deformaciones. Y es que el presunto cirujano plástico Wesley Murakami defraudó y prestó un mal servicio de belleza a por lo menos 40 personas en Brasil, dejándolas con cara de Quasimodo personaje de la película del Jorobado de Notre Dame, un niño de rostro contrahecho que fue abandonado cerca de la catedral de Nuestra Señora de París, después de nacer.

Los pacientes de Wesley Murakami han dado a conocer con imágenes fotográficas su antes y después de la operación, un rostro totalmente diferente, nada atractivo; sin embargo, el médico mantiene que dicha situación sólo se trata de comentarios que pretenden desprestigiarlo.

De acuerdo con información del Daily Mail, las víctimas iniciaron un juicio contra Murakami por haberles dejado serias secuelas en el rostro, tras inyectarles productos “prohibidos” como Metacril y PMMA, pues el uso del primero ha sido cuestionado por cirujanos, debido a que en Argentina falleció una modelo al inyectárselo en los glúteos, mientras que el Polimetilmetactilato (PMMA), un polímero de uso industrial que algunas clínicas han utilizado para bioplastias, comúnmente inyectado en glúteos, órgano sexual masculino u orejas, también ha ocasionado deformidades e inflamaciones cíclicas. Cabe destacar que dichas sustancias sólo deben usarse en cantidades mínimas, no obstante, el médico las utilizó indiscriminadamente en el rostro de sus clientes, por lo que deberá enfrentar la justicia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.