¿Que sigue después de la mal llamada Reforma Educativa?

Reforma
Andrés Manuel López Obrador y su primer día como presidente de México FOTO: WEB

Se acabó la pachanga, sólo quedó la casa sucia y el fétido olor de los excesos. Ahora, es tiempo de limpiar y de tirar lo que no sirve a la basura. Poner las cosas en su sitio y ponerse a trabajar para sacar a este país adelante. En el ámbito de seguridad, antes es necesario saldar la deuda con los familiares de los miles desaparecidos por el crimen organizado y la complicidad de muchos gobernantes sin escrúpulos. En salud, hay que prestar atención a las clases más desprotegidas, donde sobresalen muchas familias desnutridas y educar a muchos mexicanos a saber comer para bajar los altos índices de obesidad y diabetes.

En el ámbito educativo, es necesario componer los desbarajustes que ocasionó la mal llamada Reforma Educativa. Fortalecer la infraestructura escolar, lo cual implica dotar a las escuelas de baños dignos, bebedores y techar con concreto muchas aulas que tiene láminas de cinc. Establecer reglas claras y específicas de trabajo, que tomen en cuenta a los maestros, padres de familia y autoridades para que, en conjunto, se trabaje para beneficio de todos, especialmente para los alumnos. Será vital que se establezca el papel que tendrá el docente en esta cuarta transformación.

Será importante cuidar las finanzas y el trabajo de todos los funcionarios de cualquier nivel, esto será necesario para sacar de la barranca a México. Esa es la herencia maldita que deja el PRI y el PAN, unas arcas vacías y un país en bancarrota. Mucho dependerá el progreso de este país, de su presidente y del apoyo que dé cada uno de los mexicanos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.