Congreso de Veracruz, silvestre, tribal, aborigen y muy limitado

Turismo
La LXIV Legislatura de Veracruz FOTO: PRENSA LEGISVER
- en Avenida Principal, Carrusel

Se acabaron las comparecencias, Rogelio Franco, secretario de Gobierno, fue el último. Todos pasaron sin pena ni gloria, y no lo decimos porque algunos no tengan cuentas que rendir, o temas que explicar, lo decimos porque la jornada de comparecencias sólo puso en evidencia la falta de oficio legislativo de los nuevos diputados. Es cierto, tuvieron poco tiempo para prepararse, poco tiempo para investigar sobre los temas que les tocaba cuestionar a cada secretario del gabinete de Yunes Linares, pero si no sabían, bien podrían haberse asesorado.

Pero no, también se vio la incapacidad de los asesores, sujetos que se convertirán en parásitos del Congreso, porque según se ve, no justificarán el sueldo que les paguen. El gran problema será que en esta Legislatura tendremos un Congreso silvestre, tribal, aborigen, muy limitado. Algunos dicen que con el tiempo, algunos diputados irán encontrando el hilo para desmadejar los problemas, pero el caso es que elegir a cualquier sujeto que levante la mano para ser diputado, como ocurrió con Morena, es un verdadero desperdicio.

Muchos diputados sólo servirán para levantar el dedo, otros de plano mejor deberían quedarse callados, como es el caso de Ana Miriam Ferráez, quien se hizo famosa a nivel nacional debido a su descarada ignorancia. Un gobernador escaso de inteligencia y un Congreso de mayoría silvestre, ¿lo que le espera a Veracruz?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.