Gobernador electo equivoca en nombre de futura directora del DIF; ¡y eso que lo estaba leyendo!

Cuitláhuac García olvidó el nombre de la persona que estará a cargo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) durante su gobierno, incluso, cambió su apellido, bautizándola nuevamente FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER
- en Avenida Principal, Carrusel

El evento del gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez para presentar a seis mujeres que formarían parte de su gabinete fue objeto de burla. Y es que el próximo mandatario olvidó el nombre de la persona que estará a cargo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) durante su gobierno, incluso, cambió su apellido, bautizándola nuevamente. El electo hizo el ridículo frente a cientos de ciudadanos, diputados locales y autoridades municipales, en su mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Y es que después de presentar a Daniela Griego Ceballos como próxima titular del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) y a otras mujeres que ocuparían cargos importantes en su administración, pidió a Verónica Aguilar Tapia que pasara al frente; ella, se acercó a él, corrigiéndolo y diciéndole que su primer apellido era “Aguilera”.

Dicha situación sorprendió al público, toda vez que García Jiménez leía cada nombre de las futuras funcionarias y, pese a ello, se equivocó; se desconoce si quienes elaboraron su discurso escribieron mal el nombre o si el exacadémico de la Universidad Veracruzana (UV) no supo leer.

Cuitláhuac presumía que el 50 por ciento de los cargos más importantes de su gobierno serían encabezados por mujeres y que había decidido anunciarlos este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; sin embargo, tergiversó el nombre de una de ellas, situación que para algunos es considerado una falta de respeto.

Aunado a esto, algunos reporteros externaron su malestar por la falta de organización, pues fueron colocadas vallas para marcar la zona por donde caminaría el Gobernador electo, sin dejar que la prensa, ni nadie, se acercara a él; solo le faltaba su alfombra roja, como si se tratase de un rey de alguna monarquía europea. Se había asignado un pequeño templete para fotógrafos y camarógrafos, donde no cabían más de diez; sin embargo, permitieron que se excediera el cupo, arriesgándose a que los representantes de los medios de comunicación cayeran.

Cabe mencionar que el evento estaba programado para las 11:00 horas e inició con 30 minutos de retraso, la impuntualidad de Cuitláhuac fue similar a la de otros exgobernadores, como Javier Duarte de Ochoa, quien hacía esperar a la gente durante horas en sus eventos oficialistas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.