¿Y qué fue de don Neto? Ernesto Fonseca Carrillo no era tan gordo como el Cochiloco

Ernesto Fonseca Carrillo era más bien un hombre enjuto de carnes, tenía 42 años cuando el 7 de abril de 1985 lo aprehendieron culpándolo de la muerte del agente Enrique Kiki Camarena y del piloto Alfredo Zavala. Por esas muertes lo condenaron a 40 años de prisión, pero por motivos de salud se le concedió arresto domiciliario en 2016; en 2017 logró su libertad total. Don Neto, junto con Rafael Caro Quintero, encabezados por Miguel Ángel Félix Gallardo, formaron el cártel de Guadalajara y lograron juntar en un sindicato a los grupos de narcotraficantes de esa época.

Por cierto, en ese entonces Joaquín El Chapo Guzmán, que a la postre se convertiría en el narcotraficante más poderoso de la historia, era sólo un chofer de ellos. En la serie Narcos. México que trasmite por Netflix, el papel de don Neto lo interpreta el estupendo actor Joaquín Cosío. Cabe mencionar que el papel es representativo, ya que don Neto no era gordo como el actor apodado el Cochiloco.

Por las fotografías que se tienen de él, a los 42 años Ernesto Fonseca Carrillo era, como diría en el pueblo, seco, recio, enjuto de carnes. Pero Joaquín Cosío es tan buen actor que nos hace olvidar ese detalle, pues su interpretación está a la par con la de Diego Luna, Michael Peña y Tecnoch Huerta.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.