¡Ni paz, ni seguridad! … una falacia más

Seguridad
Presentación del Plan Nacional de Paz y Seguridad FOTO: WEB
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“O caminamos todos juntos hacia la paz o nunca la encontraremos.” – Benjamín Franklin.

Mientras el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, juró, prometió y ofreció durante más de seis años que la pacificación de México era un asunto prioritario para su gobierno basando toda su estrategia en una nueva fórmula de solución, la realidad es que no será así.

Con la presentación del “Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024” el tabasqueño mostró al pueblo el cómo enfrentar la grave crisis de inseguridad que enfrenta la nación ante la presencia cada vez más presente del crimen organizado.

La hipótesis para esta tesis se basa que, ante la falta de integridad y profesionalismo de la Policía Federal, corporaciones estatales y municipales el próximo ejecutivo federal busca crear un cuerpo denominado Guardia Nacional para que las Fuerzas Armadas tengan el respaldo legal de realizar acciones de seguridad pública en el país y estén bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Pero hagamos un alto en esto, acaso el propio López Obrador, no había lanzado al aire el reproche de que para pacificar este país, la solución era mandar a los militares a los cuarteles.

¿En dónde nos perdimos?, ¿Qué es lo que cambio?, ¿Por qué hoy voltear al Ejercito para formar a este nuevo cuerpo?

Según el Plan, este nuevo grupo elite -Guardia Nacional- se busca asemejar a fuerzas militares como en España y Francia, en esto basó la presentación de dicho documento ante la sociedad, la pacificación tiene como punto nodal ocho puntos: erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia; garantizar empleo, educación, salud y bienestar; pleno respeto y promoción de derechos humanos; regeneración ética de la sociedad; reformular el combate a las drogas, emprender la construcción de la paz; recuperación y dignificación, y plan de seguridad pública.

50 mil nuevos reclutas, todos egresados y formados dentro de la Policía Militar, Policía Naval y Policía Federal -esa que comenzó descalificando, por ser poco profesional y confiable, conformarían este grupo especializado.

Entrevistado por el periodista Carlos Loret en su noticiero matutino, el próximo responsable de la “super” Secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo afirmó que requerirán de un presupuesto igual al empleado hasta hoy para combatir la ola de inseguridad nacional, es decir unos 60 mil millones de pesos.

Los resultados se verán afirma, hasta 2021, pues primero el plan proyecta al menos tres etapas o fases, uno en el que comience el proceso de reclutamiento, formación, capacitación para con ello lanzar a la calle aquellos que aspiren a conformar esta nueva Guardia.

Para el segundo y tercer año el presupuesto destinado a la tarea deberá ir incrementando sustancialmente para lograr el objetivo de pacificar al país.

A manera de conclusión, la realidad es que una vez más a los mexicanos les volvieron a otorgar su platillo favorito, atolito con el dedo, pues por donde se contemple esta gran solución resulta ser absolutamente lo mismo ha lo ya implementado con antelación.

La solución propuesta es una especie de mala copia del Plan Implementado por Felipe Calderón cuando fue creada la Secretaría de Seguridad, misma que encabezará Genaro García Luna, quien con el paso de los años no encontró una solución a la inseguridad.

Los saldos de está infructuosa guerra al menos estimados hasta el 2017 era de poco más de 234 mil víctimas según algunas investigaciones periodísticas https://www.huffingtonpost.com.mx/2017/11/23/pena-y-calderon-suman-234-mil-muertos-y-2017-es-oficialmente-el-ano-mas-violento-en-la-historia-reciente-de-mexico_a_23285694/ como explicó el mismo portal electrónico Huffingtonpost en noviembre de 2017.

Quizá por ello la sociedad y los mismos integrantes de su partido político afirman que “ni paz, ni seguridad… simplemente una falacia más”.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.