Murió el escritor Fernando del Paso y con su muerte nos damos cuenta que el siglo XX ya se encuentra muy lejano

Fernando del Paso FOTO: WEB

Murió Fernando del Paso y con él se va una época en la que los escritores escribían por el placer de escribir. Porque escribir provoca un placer que se acerca un poco al de la lectura. Las últimas generaciones, los Volpi, los Padilla, los Jordi, los Villoro lo hacen por el prestigio que conlleva el llamarse escritor, el estar en el catálogo de una buena editorial y sobre todo la beca, las estancias en el extranjero y los puestos públicos.

Se fue Rulfo, Paz, Fuentes, García Ponce, Pacheco, Monsiváis, Pitol y ahora Fernando del Paso, el de Palinuro de México, el que se carteaba con la emperatriz Carlota en Noticias del Imperio, esa gran novela que, como Cien años de Soledad, todos dicen conocer, pera muy pocos han logrado leer. Pero se fue también el de José Trigo, el de Linda 67, el de los Sonetos de amor y de lo diario y para muestra basta un botón:

Sonetos de la rosa enamorada de sí misma

Para Xavier Villaurrutia

In memoriam

I

De luz su tallo, de agua su corola,

su alma de vidrio, su rubor de nada,

es una sola rosa aprisionada

en una azul y tibia caracola.

 

 

 

Es una rosa transparente y sola,

de sal sus hojas y de frente alada;

una rosa de sol, abandonada

en las saladas alas de una ola.

 

Encandilada rosa de un reflejo,

danzante rosa que se vuelve encaje

de espumas claras y de brillos lentos,

 

la rosa está prendada de su espejo,

apasionada rosa del oleaje,

enamorada rosa de los vientos.

Murió Fernando del Paso a los 83 años, y con su muerte nos damos cuenta que el siglo XX ya se encuentra muy lejano. Descansa en paz, escritor.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.