El periodismo en los tiempos de Morena; algunos ya afilan su lengua para lamer

Extorsionadores
Periodismo y chayote FOTO: WEB
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / Titula muy bien el maestro Luis Velázquez Rivera su artículo: “El infierno para los medios”. Y es que el periodista señala que de acuerdo con cifras de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas en Veracruz han cerrado muchos medios de comunicación, cuarenta en lo que va del año. Puede ser una mala noticia, pero también es buena. En los tiempos de Fidel Herrera y de Javier Duarte se abrieron muchos medios de comunicación que sólo vivían del convenio gubernamental, sin afanes de hacer periodismo, sólo con la motivación de mantener el jugoso convenio que sólo se quedaba en las manos del dueño del medio, pues los empleados obtenían poca ganancia de ello. Surgieron cientos y cientos de portales informativos que lo único que buscaban era ponerse a la disposición de los señores del dinero, mostrando una sumisión descarada, sucia, indigna. Gracias a esos medios, cualquier chairo mal informado le dice “chayotero” hasta a los periodistas más serios, sobre todo cuando no están de acuerdo con lo que escribe. La depuración en la adversidad no es mala, los medios que no tienen oficio, trabajo, ética y circulación no deben seguir operando; dañan a los verdaderos periodistas. Lo malo de todo esto es que muchos compañeros periodistas se quedan sin trabajo; eso sí es de lamentarse. Lo triste de todo esto es que muchos “periodistas” que se dicen objetivos ya están afilando su lengua para lamer los “huevos” de los futuros funcionarios morenistas; de eso han vivido, eso saben hacer y eso es lo que ofrecen, abyección. ¿Dónde quedó la dignidad? No la conocen.

El Plan Nacional de Paz y Seguridad de AMLO incluye la Regeneración Moral y la Regeneración Ética; ¿aplicará para Veracruz?

En el rubro sobre Regeneración Ética de la Sociedad dentro del Plan Nacional de Paz y Seguridad que propone Andrés Manuel López Obrador está el punto de la Regeneración Moral que a la letra dice: “LA REGENERACIÓN MORAL es al mismo tiempo un medio y un propósito de la Cuarta Transformación. La Constitución Moral propuesta no pretende imponer conductas o valores a nadie sino ofrecer lineamientos de convivencia entre individuos y deberes para con la colectividad”. Por supuesto, para lograr una regeneración moral, señala el Plan de AMLO, se requiere de una Regeneración Ética. Al respecto señala López Obrador que, para conseguir la Regeneración Ética de la Sociedad, se requiere del ejemplo de un gobierno austero, honesto, transparente y respetuoso de las libertades. Desafortunadamente en Veracruz, en los pocos meses que han pasado de la elección de gobernador y al día de hoy, la honestidad ya es cosa del pasado. El respeto a las libertades se ha deteriorado. La intervención del gobernador electo al imponer en el Congreso a su compañero de baile en la Junta de Coordinación Política suprime la libertad que debería existir en el poder Legislativo. Y sobre moral ya ni hablemos. El grito de los morenistas fundadores ya es clamor. Se olvidaron de ellos para imponer a personas que no tienen ni la militancia ni la capacidad; se premia con un puesto la sumisión, la preferencia sexual, el compadrazgo y el amiguismo.

Los poetas ásperos, AMLO está endureciendo su sensibilidad; los convierte en activistas

La poesía es un don, tanto para el que la recibe como para el que la emite. La poesía escrita pertenece a los seres que tienen muy desarrollado su instinto. “La poesía no se entiende, se siente. Es esa sensibilidad la que hace a los poetas seres diferentes, únicos. Somos más mortales que ellos, porque los poetas reconocen el mundo a plenitud y nosotros sólo tomamos una parte de él”. En la actualidad algunos poetas han olvidado su calidad de artistas, han bajado a la tierra y se han empuercado en los lodazales de la política. Algunos han prestado oídos al discurso de López Obrador, quien representa para ellos el verdadero cambio; están en su derecho legítimo. El problema es que sus manos dejan la pluma y toman el arado del activismo, y el arado endurece sus manos, las encallece, las vuelve ásperas. ¿Cómo volver a tomar la pluma con esas manos para escribir un poema? Nos preocupan los poetas, los que en realidad tienen el don de la sensibilidad, pero que están dejando que la política, el mesianismo y el sectarismo endurezca su sensibilidad; AMLO los está volviendo ásperos. Y un poeta áspero no es poeta.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.