El periodismo en los tiempos de Morena; algunos ya afilan su lengua para lamer lo que les pongan enfrente

Publicidad
Publicidad oficial FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

Titula muy bien el maestro Luis Velázquez Rivera su artículo: “El infierno para los medios”. Y es que el periodista señala que, de acuerdo con cifras de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) en Veracruz, han cerrado muchos medios de comunicación, cuarenta en lo que va del año. Puede ser una mala noticia, pero también es buena. En los tiempos de Fidel Herrera y de Javier Duarte se abrieron muchos medios de comunicación que sólo vivían del convenio gubernamental, sin afanes de hacer periodismo, sólo con la motivación de mantener el jugoso convenio que sólo se quedaba en las manos del dueño del medio, pues los empleados obtenían poca ganancia de ello.

Surgieron cientos y cientos de portales informativos que lo único que buscaban era ponerse a la disposición de los señores del dinero, mostrando una sumisión descarada, sucia, indigna. Gracias a esos medios, cualquier chairo mal informado le dice “chayotero” hasta a los periodistas más serios, sobre todo cuando no están de acuerdo con lo que escribe. La depuración en la adversidad no es mala, los medios que no tienen oficio, trabajo, ética y circulación no deben seguir operando; dañan a los verdaderos periodistas.

Lo malo de todo esto es que muchos compañeros periodistas se quedan sin trabajo; eso sí es de lamentarse. Lo triste de todo esto es que muchos “periodistas” que se dicen objetivos ya están afilando su lengua para lamer los “huevos” de los futuros funcionarios morenistas; de eso han vivido, eso saben hacer y eso es lo que ofrecen, abyección. ¿Dónde quedó la dignidad? No la conocen.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.