Con un presupuesto de 3.5 millones de pesos, a la CDI sólo le alcanzó para dar frijoles y salsa huevo a pequeños músicos oaxaqueños

Miseria
Con un presupuesto de 3.5 millones de pesos, a la CDI sólo le alcanzó para dar frijoles y salsa huevo a pequeños músicos oaxaqueños FOTO: WEB
- en Carrusel, LBPNoticias

Luego de invitarles a ofrecer un Concierto Monumental de Bandas de Viento Infantiles y Juveniles de los Pueblos Indígenas en el Auditorio Guelaguetza de Oaxaca, la delegada de la Comisión Nacional para la Atención de Pueblos Indígenas (CDI), Cecilia Cruz Lozano, agradeció a las niñas, niños y adolescentes de comunidades de ese estado, con una comida de frijoles y salsa de huevo.

Si bien es cierto que una comida compuesta por estos ingredientes es común y no debería representar mayor problema, resulta indignante que contando con 3.5 millones de pesos destinados para los gastos de hospedaje; alimentación; transporte y montaje del escenario, a la CDI no le haya alcanzado para una comida más sustanciosa. La denuncia en redes sociales sobre el trato indigno no se dejó esperar, pues se trató de músicos de las 8 regiones del estado que, por cierto, cuentan con un repertorio admirable, a la capital oaxaqueña para ofrecer un concierto para 11 mil personas.

Es una tristeza que ante la gran labor y esfuerzo que realizan las comunidades en preparar a sus Bandas de Música, el gobierno les devuelva una miseria con este tipo de alimentación”, es solo uno de los comentarios que se pueden leer en las redes sociales.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.