Gris cumpleaños del PRI en el Congreso federal; mientras, Morena prepara la cuarta transformación del país

El PRI celebra un gris cumpleaños FOTO: WEB

Nunca, pero nunca, en su corrupta vida, el PRI se imaginó que algún día los reflectores los abandonarían y, sobre todo, que fueran una fuerza menguada que no sirve ni para ser bisagra de las reformas y propuestas del Ejecutivo federal. El tricolor ya no pesa, su lugar histórico ha sido ocupado por Morena, «la esperanza de México».

En su cumpleaños número 89, el que fuera el partido de las mayorías sufrió el más grande descalabro de su vida, perdió casi todos los puestos de elección popular. Durante los gobiernos de Fox y Calderón, el PRI servía para algo. Esta vez no hay nada de eso. Esta vez los mariachis callaron, no hubo nada que celebrar.

La decisión de poner un candidato presidencial ajeno al partido, no les funcionó, éste no ganó en ninguno de los 300 distritos del país, el tricolor perdió las seis gubernaturas en juego y algo peor, no es mayoría en la Cámara de Diputados ni en la de Senadores. Hoy los priistas están cosechando lo que sembraron durante casi 90 años, y por si se les olvida, los morenistas están muy al pendiente para recordárselos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.