PRI, hasta que la crisis nos alcance; el PRI era la gallina de los huevos de oro y la hicieron en caldo

Fachada del CEN del PRI FOTO: WEB

¡Y los alcanzó! El PRI nacional en algún momento se convirtió en una agencia de colocaciones. Tenía para dar y repartir y si en alguna ocasión no alcanzaba, era porque los de Finanzas internas se robaban el dinero. Pero en el PRI cabía el hermano del diputado, la hermana, el sobrino, el chichifo, la chichifa, la madre, el abuelo y hasta el compadre y el hijo del compadre. Todos podían tener un lugar en el PRI, incluso no era necesario que fueran a trabajar. Sólo bastaba que se tomaran la molestia de acudir los días de quincena por su cheque, pero cuando aparecieron las tarjetas de nómina, hasta el viaje se ahorraban porque bastaba con que les depositaran.

El PRI era la gallina de los huevos de oro y hubo quienes todos los días desayunaban omelettes. Ahora esa gallina la hicieron caldo, se la acabaron y no aportaron nada. Ya no hay gallina y por ello el 40 por ciento de los trabajadores del PRI a nivel nacional tendrán que ir a buscar por otro lado; pero también en los estados.

El flujo de dinero ya no será igual y por lo mismo muchos dejarán de recibir su sueldo, compensación o beca de este instituto. Los primero que abandonaron el barco fueron los ratas, esos que sólo estaban en el PRI por lo que el partido les daba, aunque ellos no aportaban nada. Parecerá que no, pero esto beneficia al PRI; está en un crisol donde la escoria se depurará.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.