Democratización sindical, tormenta que se avecina para los sempiternos líderes sindicales

Sindicalismo
El sindicalismo mexicano sufre una sacudida por el momento democratizador que se avecina FOTO: WEB

Durante décadas, bajo los arrumacos y caricias del PRI, creció el sindicalismo mexicano, un poder fáctico que ha dañado profundamente a los trabajadores mexicanos. El sindicalismo mexicano se le asemeja al cancerbero, aquel perro que tenía tres cabezas, una serpiente por cola y en su lomo tenía muchas cabezas de serpientes, su misión era cuidar las puertas del Hades. Los sindicatos, como este fiel guardián, han cuidado los intereses del Gobierno Federal y su filial partidista.

Por esa razón surgieron esperpentos como don Fidel Velázquez, Carlos Romero Deschamps, Carlos Aceves del Olmo, Joel Ayala, Elba Esther Gordillo y muchos, muchos más. Ellos han sido de los más poderosos de América Latina y han sabido sobrevivir a todas las etapas recientes de la vida política del país. Sin embargo, hay algo que les preocupa en gran manera, y eso es el viento democrático que trajo la arrolladora victoria del tsunami de Macuspana, Tabasco.

Tanto obreros, maestros, trabajadores del petróleo, minería y burócratas buscan acabar con el reinado de estas momias vivientes. Así que se esperan muchas sorpresas en los sindicatos y tenga por seguro que muchos líderes van a preferir retirarse, a gastarse la lana que se han llevado durante décadas, a pasar el resto de su vida en la sombrita de algún penal.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.