Una pequeña nota de agradecimiento de un maestro a sus alumnos

Alumnos
Agradecimiento a los alumnos FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

Quiero aprovechar la magia y el encanto de las redes sociales de manera adecuada. Agradezco de manera pública y profunda el regalo que me han dado mis alumnos a lo largo de mi peregrinar como maestro. Abro mi corazón a carne viva para reconocer que, como maestro, también he aprendido de ellos. Es cierto que en ocasiones exijo más de lo debido, pero lo hago porque reconozco el filón de oro que traen guardado bajo el brazo. Gracias a mis alumnos he aprendido a ser más consciente conmigo mismo y con los demás.

Sin la rebeldía y desenfado de ver las cosas que ellos tienen, no podría haber desarrollado mi sentido del humor y la paciencia de comprender los tiempos y épocas que a ellos les tocó. Es cierto que en ocasiones se impone una brecha generacional amplia, sin embargo, cuando existe una comunicación franca y respetuosa, se abre una oportunidad para potenciar las habilidades de manera recíproca.

No sé hasta qué grado he sembrado la semilla del conocimiento, la única certeza que tengo es que gracias a mis alumnos tengo un trabajo digno que me permite vivir en la justa medianía. Pero sobre todo, me hace ser un maestro feliz.

L.O.R.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.