López Obrador ya perdonó a Rosario Robles, en una de esas hasta la contrata; ya la perdonó en el 2000, cuando ella le entregó el GDF

Robles
Rosario Robles Berlanga y Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB

Durante la presentación del plan de apoyo a los jóvenes, las becas tan prometidas, Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, dijo muy claramente que él no va a meter a la cárcel a ningún político famoso, incluida la Robles, porque lo suyo no es la venganza: «No vamos a perseguir a nadie, lo dije en la campaña, no es mi fuerte la venganza, no vamos a la política de siempre, de, por razones espectacularidad, meter a la cárcel a algún famoso de la política o el sector empresarial».

Lo dicho por López Obrador no es casual, él sabe que muchos sectores sociales piden la cabeza de Rosario Robles acusada de causar desfalcos en las dos Secretarías de Estado que tuvo a su cargo: Sedesol y Sedatu. Se calcula que el desfalco causado fue por más de 700 millones de pesos; aunque le siguen encontrando desfalcos con empresas fantasma.

Cabe mencionar que Rosario Robles fue la que entregó el gobierno del Distrito Federal a López Obrador en el 2000, cuando éste ganó las elecciones con el PRD. A pesar de los sonados contratos que de manera ilegal la Robles entregó a su novio Carlos Ahumada, empresario argentino, Andrés Manuel no le fincó ninguna responsabilidad, no la denunció ni investigó por nada; y es que lo suyo no es la venganza.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.