Organización estudiantil en Veracruz (2)

Estudiantil
Movimiento estudiantil del 68 en Xalapa FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Investigación, Opinión

Pedro Lizárraga / De 1954 a 1968 la FEV aglutinó a todos los estudiantes del nivel superior y las escuelas del nivel medio de la Universidad Veracruzana. Nadie se oponía a los designios de los dirigentes, sobre todo a sabiendas que gozaban del beneplácito del gobierno y los rectores. Sin embargo, la creciente fuerza de los estudiantes universitarios dio al traste con la FEV. Primero, en la renovación del comité estatal celebrado en Tuxpan en 1965 y posteriormente en Orizaba en 1966. Los delegados, principalmente de escuelas de nivel medio fueron incapaces de ajustarse a la incorporación de los compañeros de varias escuelas y facultades de la Universidad y a los planteamientos críticos que rompían con las prácticas viciadas. Algunos delegados universitarios propusieron apartarse de los políticos priistas, dedicarse realmente a promover actividades culturales, ayudar a estudiantes con carencias; la idea era que la representación estudiantil debería atender cuestiones propias de una organización con propósitos honorables. Además de la creciente inconformidad de estudiantes, sobre todo de las áreas de Filosofía, Letras, Ciencias y Economía, la dirigencia de la FEV no supo resolver el problema de la separación de los niveles medio y superior ocurrida después de 1968.

Días antes de la huelga de la Coalición de Trabajadores de la Universidad Veracruzana, el 4 de mayo, Hiram Gamboa anunciaba el próximo congreso de la FEV; calculaba se reunirían alrededor de 500 delegados de todo el estado para nombrar el nuevo comité directivo. Sin ocultarlo, explicaba, sólo esperaba el apoyo del gobernador para llevar al cabo el mencionado congreso.

Una semana después surgiría un escándalo. Evaristo Morales Huerta fue destituido como secretario de organización, se le acusó de apropiarse ilegalmente de 800 pesos donados por la UV. En realidad, fue expulsado por haber asistido a un evento convocado por la Central de Estudiantes Democráticos en la Cd. de México. Evaristo se hizo acompañar por Senén Morales, presidente del Mocev. Todo el mes de junio el estudiantado realizó movilizaciones en contra de los dictados de Hiram Gamboa, hubo manifestaciones y muestras de inconformidad en varias escuelas. Las facultades, cansadas de la dirección corrupta, mostró su distancia con el desprestigiado líder estudiantil; varios dirigentes de escuelas trataron de conformar una directiva de la FEV ajena a los designios de Gamboa. Con ese fin se realizaron varios intentos por integrar una nueva representación de los estudiantes de Veracruz.

La organización estudiantil independiente se hizo presente en las movilizaciones en contra de la injusticia social. En octubre de 1964, estudiantes de las escuelas de Artes Plásticas, Filosofía y Letras, Derecho y la preparatoria Artículo Tercero, acudieron a Puebla para unirse a la protesta nacional en contra del gobernador Antonio Nava Castillo, en rechazo al incremento de precios de artículos de primera necesidad. Un año más tarde, el gobierno lanzó a policías a golpear estudiantes que realizaron una marcha de la zona universitaria al centro de Xalapa. Frente al parque Juárez, los policías disolvieron la manifestación y condujeron a los líderes a la cárcel. Ante eso, las escuelas de Filosofía y Ciencias se declararon en asamblea permanente, realizaron varios mítines, repartieron volantes denunciando la arbitrariedad del gobierno de Fernando López Arias. Ante la creciente movilización, el gobierno se vio obligado a liberar a los detenidos. El estudiantado empezaba a hacer sentir su presencia e incipiente conciencia social.

A finales de 1968, después de la represión del gobernador López Arias, la FEV entró en profunda crisis. Se le acusó de haber actuado en calidad de esquirol en el Movimiento, auspiciar divisiones, los dirigentes estaban del todo desprestigiados, prácticamente sólo mantenían el control sobre secundarias y preparatorias, pero hubo una cuestión fundamental que la llevó a su desaparición, la FEV no se sostenía por sí misma, no vivía del respaldo de sus agremiados, tan sólo una cuota mínima en la inscripción, dependía para todo del favor de los funcionarios. En el momento que López Arias no aportó el recurso para el cambio de dirigencia en 1968 y además divide la Universidad, la FEV quedó desamparada. La siguiente administración estatal optó por una nueva relación con el Consejo de Escuelas y Facultades de la UV, el CEEFUV, que se hizo cargo de la representación estudiantil a partir de 1969.

Al término del paro de la Coalición de Trabajadores de la Universidad, movilización apoyada por todas las fuerzas estudiantiles, varios grupos expresaron su inconformidad con el presidente de la FEV, al que acusaron de oportunista y traidor. Hiram Gamboa se dirigió al gobernador en varias ocasiones solicitando 50 mil pesos con el objeto de renovar la dirección, sin embargo fue desoído. Para el posible cambio se aprestaban varios estudiantes, sobre todo de Derecho, en especial sonaban Juan José Rodríguez Prats, Celestino Zamora, Guillermo Badillo, José Luis Mancilla y Tirso Álvarez. A mediados de agosto, la agitación estudiantil había crecido motivada por la violencia desatada desde el gobierno federal. Otras organizaciones también forcejeaban por quedarse con la representación estudiantil. Contendían por el Frente Renovador Estudiantil Veracruzano, Carlos Moreno Espinosa, José Luis Messeguer Lima, Alejandro Dorantes Ortega; por el Mocev, Senén Morales Huerta, Leopoldo Castillo Rodríguez, Rubén Suárez Águila y por la FEV, Felipe Majud Domínguez y Manuel Llanes Gil, aunque no se descartaba la reelección de Hiram Gamboa Carmona.

Al final la organización estudiantil se desgastó, el vínculo con los funcionarios priistas era señalado por todos, y el CEEFUV desplazó a la FEV. Hasta los jilguerillos dejaron de ser útiles con la mayor penetración de los medios electrónicos. Si acaso algunos jóvenes mantuvieron su dominio dentro de las propias facultades. Sin embargo, el ascenso social y político tuvieron que hacerlo dentro de nuevas vías, como la academia, el compadrazgo y la herencia simulada de los cargos. Los grupos progresistas adquirieron cierta relevancia y jugaron un nuevo papel concientizador dentro de las escuelas. El 68 intervino para cambiar muchas cosas, entre ellas el papel del estudiantado y las alternativas asumidas para alcanzar cierto éxito.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.