Cuitláhuac se acerca a los que saben hacer negocios; es que los militantes de Morena sólo saben conseguir votos

Alguien, y habremos de dar con él, está aconsejando al gobernador electo, Cuitláhuac García, para que se empiece a codear con gente de “alto pedorraje”. Es por ello que el flamante gobernador electo ya aparece en espectaculares de la revista Líder, una revista exclusiva para fidelistas y duartistas, los únicos que podían pagar sus costosas portadas. Cuitláhuac ya tiene reuniones con empresarios de peso. Ese mismo sujeto, que habremos de identificar, lo está presentando con personajes verdaderamente nefastos, sujetos vinculados a fraudes y corrupción.

Tal es el caso de Fernando Padilla Farfán, el señor del Ferrari rojo que fue detenido en Cholula, Puebla conduciendo a más de 160 kilómetros por hora. Padilla Farfán tiene fuertes señalamientos por fraude en Veracruz, siendo uno de los constructores preferidos de la fidelidad.

En ese mismo evento donde se vio con Padilla Farfán también se encontró con Cuauhtémoc Velázquez, al que una ex le fue a estrellar la camioneta en un antro, un sujeto vinculado al PRI de Fidel Herrera y de Javier Duarte. Y así, poco a poco ese sujeto va acercando a su primo, el gobernador electo, con gente más selecta, gente de dinero con quienes se pueden hacer negocios; porque los militantes de Morena sólo sirven para conseguir votos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.