Pascal Beltrán del Río le busca la curvatura al cuadrado; un ecocidio el Tren Maya porque partirá la selva

Pascal
Tuit de Pascal Beltrán del Río donde cuestiona el proyecto del Tren Maya propuesto por López Obrador FOTO: TWITTER

En serio, hay quienes le quieren encontrar las esquinas a lo más redondo, o quienes quieren ver curvas en el cuadrado. Anota Pascal Beltrán del Río, uno de los pocos periodistas honestos que todavía quedan en la radio: «Quiero escuchar la explicación (si es que la hay) de por qué un aeropuerto en Texcoco representa un “ecocicidio” pero un tren que partirá la selva del sur de Campeche (reserva de la biosfera) no lo es. Anden, sorpréndanme».

Aquí el asunto está en la percepción del periodista, quien señala que el Tren Maya, que tiene proyectado López Obrador para recorrer toda la península de Yucatán, en realidad “partirá” la selva del sur de Campeche. ¿Partirá? Ni que fuera el Canal de Panamá. La vía de un tren ni siquiera es una franja en el mapa, es una diminuta línea que ni siquiera es visible en Google Maps.

¿Cómo podría eso representar un “ecocidio”? ¿Esa línea, como una mancha voraz, se extenderá como las verdolagas y se hará cada vez más y más y más ancha hasta consumir todo el Istmo de Tehuantepec? Sus buenas burlas e insultos se ganó Pascal Beltrán del Río por Twitter por andar de ocurrente, por andar sintiéndose súper ecológico.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Porque cuando se logra un nivel de credibilidad gratuita como lo ha logrado Andrés Manuel, y digo gratuita, porque la aprobación que se le ha otorgado ha sido como un crédito a la palabra sin ninguna garantía de su parte, algo que en estos tiempos no se ve por ninguna lado; así que él puede decir y desdecirse, optar por lo popular y mediático aunque a la larga resulte más costoso solo para demostrar su fortaleza política y que siempre contará con la incondicionalidad de sus chairos, como Pancho Villa y Benito Juárez quienes, en muchos momentos de sus vidas cometieron actos reprobables, pero que sus seguidores no los toman en cuentan y aún les siguen ofreciendo un culto como a semidioses. Así que AMLO hace lo que hace “quia nominor leo”; o sea, porque aquí “solo mis chicharrones truenan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.