Recuperar el SNTE y crear un nuevo partido político, la tarea de la maestra Gordillo

Gordillo
Elba Esther Gordillo FOTO: WEB

En El arte de la guerra de Tzu, se dice que las armas son instrumentos fatales que solamente deben ser utilizadas cuando no hay otra alternativa. A pocos días de ser detenida, la maestra Elba Esther Gordillo, anticipó su epitafio: «Aquí yace una guerrera y como guerrera murió». Ella sabe que, a pesar de estar casi todo el sexenio de Peña Nieto tras las rejas, finalmente salió victoriosa. Gordillo Morales podrá recuperar todos los bienes que confiscó el Gobierno Federal y sabe que no le queda otra alternativa para lanzar una ofensiva con las armas legales, contra el actual Comité Ejecutivo del SNTE, especialmente contra Juan Díaz de la Torre, quien la traicionó.

Para este kraken político, ha llegado la hora de desenterrar las hachas y atacar con renovados bríos a Juan Díaz de la Torre y camarilla. Para ello, ha preparado a su yerno Fernando González para formar un nuevo partido político, que desde luego irá de mancuerna con Morena, ya que su anterior partido Nueva Alianza perdió su registro, en parte por los malos manejos de Luis Castro. Su Nieto René Fujiwara juega un papel clave en la conformación de esta nueva fuerza política, ya que las bases de redes magisteriales que él manejó en franco apoyo a López Obrador, serán la base de este partido.

No hay que dejar de lado al huatusqueño Rafael Ochoa Guzmán, quien será pieza importante para recuperar el control del SNTE. De ello mucho dependerá el papel que jueguen los miles de maestros, que en estos momentos se encuentran divididos. Unos a favor de que regrese la maestra al SNTE y otros que buscarán reglas claras para la democratización del sindicato magisterial.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.