En la rehabilitación del bulevar en Veracruz taparon las tragaderas; así como no se iban a inundar

En octubre de 2017, siendo Ramón Poo alcalde de Veracruz, se anunciaba la remodelación del boulevard Manuel Ávila Camacho: «Se rehabilitarán 20 mil metros cuadrados del pavimento hidráulico, así como 15 mil metros cuadrados de nueva banqueta en el lado tierra, 25 mil metros cuadrados en la banqueta de lado mar, 25 mil metros cuadrados en las plazas, e instalarán 150 luminarias, tres mil 500 metros cuadrados de áreas verdes y 250 piezas de mobiliario urbano».

También se anunció la creación y remodelación de plazas a lo largo del boulevard y la colocación de sillas, mesas, rampas, botes de basura y más cosas que hermosearían uno de los bulevares más hermoso de México. Pero por más que leemos la nota de esa fecha, no encontramos ninguna mención sobre las tragaderas que desfogan toda el agua de lluvia hacia el mar.

Es más, acaso los ingenieros que hicieron la obra no se dieron cuenta que se estaba reduciendo la abertura de estas tragaderas, que en algunos casos quedó tan reducida la abertura que una simple bolsa de basura la taparía. La lluvia de los últimos días en el puerto de Veracruz no es tan atípica; en Veracruz han caído aguaceros tremendos y huracanes, pero las inmensas tragaderas arrojaban el agua de lluvia hacia el mar, lo que no ocurrió en esta semana de inundaciones.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.