El cáncer de México se llama corrupción, ¿podrá AMLO acabar con este mal?

Los gobernadores, símbolo de la corrupción en México FOTO: WEB

Don Carlos Hank González, fundador del que fuera el poderoso Grupo Atlacomulco, cuna de políticos priistas, dijo una frase célebre que sus discípulos siguieron fervorosamente al pie de la letra. Como si este fuera un manuscrito sagrado, el viejo político dijo, «un político pobre, es un pobre político». Y para que este precepto tuviera efecto, los gobernadores, secretarios y el mismo Ejecutivo federal se ponían salarios que rayaban en la desvergüenza.

De entrada, los puestos importantes eran reservados para los familiares, las amiguitas, las novias, queridas y, desde luego, sin faltar los famosos compadres. Esta fauna, sin tope alguno, dispone de recursos del erario público para pagar viajes, fiestas, bodas y la construcción de sus propias casas.

Acabar con estas prácticas que se hicieron usos y costumbres del sistema político mexicano, no será fácil, no basta un decreto y buenos deseos. Sera necesario aplicar mano dura y hacer uso de la ley para fincar responsabilidades si se demuestra mal uso de los recursos de la nación. Andrés Manuel López Obrador tendrá que saber templar la espada de la justicia y guardar un poco el discurso de la conciliación. Esta recua de funcionarios corruptos no entiende de otra manera.

Estos malos funcionarios le estarán midiendo el agua a los camotes y si vislumbran un poco de titubeo en el Ejecutivo federal, tenga por seguro que se engallarán, les saldrán espolones y seguirán medrando a las instituciones. Por eso, la sociedad mexicana quiere mano dura contra los corruptos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Además de los que aparecen en la fotografía, también prestanombres, compadres, PADRES deberían ser castigados con CÁRCEL y recuperar lo saqueado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.