¡Ni perdón ni olvido! Represión magisterial en Veracruz, ¡nunca más!

Represión
Represión magisterial en tiempos de la Reforma Educativa FOTO: ESPECIAL
- en Opinión

Luis Ortiz Ramírez / Xalapa, Ver. El gobierno de Veracruz en las manos perversas de Javier Duarte, en franca complicidad con el SNTE veracruzano, ya habían  tomado la determinación de reprimir al magisterio disidente que se oponía férreamente a la Reforma Educativa, especialmente a la evaluación docente. Desde días antes del 21 de noviembre del 2015, ya estaban preparados los toletes y bastones con descargas eléctricas en manos de los elementos de la Fuerza Civil, y Policías Estatales.  Esa mañana, los furiosos caballos de la Policía Montada, amedrentaban a las maestras en la empinada calle de Bravo, en la capital veracruzana, al frente iba el actual gobernador electo, Cuitláhuac García.

En Veracruz, tampoco  había sido un día de campo para las maestras y maestros que protestaban por la Reforma Educativa. El gobierno local, permitió que personajes nefastos, sin ningún escrúpulo, golpearan a maestros y maestras. La Fuerza Canina, compuesta por perros de raza pastor alemán, se tironeaban de sus correas, ladrando y embistiendo a las maestras.  Otras eran encapsuladas por  la Policía montada, y algunas maestra eran golpeadas y empujadas por sujetos siniestros.

En contraste, los líderes sindicales, especialmente los del SNTE, ataviados por sus guayaberas de lino murano, nítidamente blanco, desayunaban plácidamente en la Parroquia de Veracruz. Otros se telefoneaban y celebraban a risas, la madriza que les habían propinado a los maestros revoltosos.

Un día antes de la toma del edificio de la Sección 32, afuera de la Benemérita Normal Veracruzana, se tomaba la decisión de no hacerlo por la noche, había informes que los incondicionales del callejismo, estaba armados hasta los dientes  con bates y palos, para defender la cueva del Equipo Político.  En los alrededores de la Normal, un incondicional pozarricense de la Sección 32, daba vuelta con su coche de modelo atrasado. Por sus servicios, fue premiado con una supervisión en el sur del estado.

El magisterio veracruzano, catalogado de revoltoso y flojo, escribió una historia de arrojo y valor. Los maestros veracruzanos disidentes, salieron de sus aulas para darle una lección a la sociedad de cómo se deben defender los derechos laborales, aun a costa de su propia integridad y seguridad.

Esa represión magisterial por la Reforma Educativa, no quedo impune, los artífices intelectuales, han caído en la desgracia y en la ignominia, unos ya dejaron este mundo, la Ley natural les paso la factura, y otros como Javier Duarte, Arturo Bermúdez Zurita, y Flavino Ríos Alvarado, están en la cárcel, o son presos de sus errores y el olvido.

Con la victoria apabullante de Andrés Manuel López Obrador, se abre una luz de esperanza para el magisterio nacional, la mal llamada Reforma Educativa será quitada por voluntad presidencial. Es cierto, que en esta vida, nada es negro ni completamente blanco, falta mucho por caminar para elevar la calidad educativa. Faltan mejores instalaciones, mejores sueldos, cursos, y mucha capacitación, para que el magisterio este completamente profesionalizado.

Pero de algo si podemos estar seguros, la represión contra los maestros no se tiene que repetir en el estado de Veracruz, ni en ningún estado de nuestro lastimado país.  Nunca más. Ni perdón, ni olvido.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.