UNPF se opone a echar atrás la Reforma Educativa; es más, pide una segunda generación de reformas

Leonardo García Camarena, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) FOTO: YOUTUBE

Leonardo García Camarena es el presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), un hombre que se ha quedado pegado al conservadurismo obstinado y recalcitrante de las “viejas y buenas” costumbres moralistas del siglo pasado. Es el hombre que piensa que los contenidos de los nuevos libros de texto, que se usarán en este nuevo ciclo escolar, están llenos de sexualidades y enfoques libertinos. Un sujeto que cree y piensa que los adolescentes mexicanos no están bien preparados para aprender de preferencias sexuales, de homosexualidad y de métodos anticonceptivos.

Pues ahora resulta que este señor lamenta la decisión del virtual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de dar marcha atrás a la Reforma Educativa, pues piensa que, a cuatro años de su implementación, no ha cumplido con su objetivo. «Si bien se necesitan ajustes y una segunda generación de reformas que complementen a las actuales, no podemos echar abajo el trabajo de legisladores, secretarías, sindicatos, padres de familia, maestros y sociedad civil que han participado en consultas y en general en el desarrollo y aplicación de esta importante reforma».

Cómo ve usted a este “buen hombre” que se encuentra muy preocupado por el trabajo de los demás, lo que debería de hacer es dejar de lado los protagonismos baratos y ponerse a trabajar, ya que su organización de tinte religioso, no contribuye en nada para la democratización de nuestro país.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.