Como siempre, las casillas especiales un verdadero caos

Entre gritos y reclamos por el desorden en la casilla especial 01, instalada en el patio central del ayuntamiento de Xalapa, se desarrolló la votación de las personas foráneas FOTO: FRANCISCO DE LUNA

Ya se parecen a los que se quejan de las inundaciones en cada temporada de lluvia. El caso es que se llegan las elecciones y, como siempre, rápido se acaban las 750 boletas de cada casilla especial. Se reporta que hay personas que llegan desde madrugada para ser los primeros en votar; los que llegan a la hora que abren la casilla ya no tienen oportunidad de votar; y eso es cada elección presidencial. Está de más que la gente proteste o tome las avenidas.

Lo de las 750 boletas electorales es un acuerdo entre los mismos partidos que no han logrado cambiar desde hace años. Por cierto, las casillas especiales son para personas que están de tránsito, fuera de su ciudad; incluso para los estudiantes temporales que no pueden votar en su ciudad. Pero los universitarios que están cuatro o cinco años estudiando en una ciudad, bien pudieron cambiar su dirección. No se vale que una persona que no cambió su dirección se vaya a una casilla especial por su desidia.

En esta ocasión se dio preferencia a las personas de la tercera edad y a las personas con discapacidad. Es en las casillas especiales donde, dicen los expertos en complós, se puede dar un fraude electoral. Pero si esto no lo prevén los propios partidos políticos, es porque en realidad no le dan la debida importancia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.