Reportan actividad sospechosa en negocio de los Cortina Pérez en Perote; temen uso político de cargamento

Perote
La población de Perote comienza a ver con sospecha de actividad inusual que se observa en el negocio de los empresarios Eduardo y Ruperto Cortina Pérez, quienes se volvieron nota estatal por el escándalo que se originó luego de que una de sus unidades atropellara a una mujer y a su hija, sin que se hicieran cargo de las curaciones y gastos FOTO: ESPECIAL
- en Carrusel, Estatales

Redacción / Perote, Ver. La población de Perote comienza a ver con sospecha de actividad inusual que se observa en el negocio de los empresarios Eduardo y Ruperto Cortina Pérez, quienes se volvieron nota estatal por el escándalo que se originó luego de que una de sus unidades atropellara a una mujer y a su hija, sin que se hicieran cargo de las curaciones y gastos.

Al negocio de los hermanos Eduardo y Ruperto Cortina llegaron cientos de molinos de nixtamal, toneladas de fertilizante y equipo agrícola; un enorme cargamento que resultó sospechoso, dado que se hasta hace poco esa empresa estaba al borde de la quiebra.

Los peroteños, desconfiados por el uso político que podrían darle a dicho cargamento, han comenzado a circular por redes sociales que se trata de “apoyos” gubernamentales que llegan a las empresas de los Cortina Pérez para que éstos operen políticamente y así favorecer a los candidatos panistas.

Ruperto Cortina es un político local que antes era cercano al candidato priista al gobierno del estado, José Francisco Yunes Zorrilla, a quien traicionó al no verse favorecido en el proceso de selección del abanderado a la presidencia municipal.

Cortina Pérez dio la espalda a Pepe Yunes, dado que estaba desesperado, por una enorme deuda, por ser candidato a la alcaldía.

En Perote se comenta que asfixiado por las deudas, Ruperto Cortina veía en el Ayuntamiento una posibilidad para salir de sus problemas financieros.

En pocas palabras, ese par iba al abordaje del Ayuntamiento, con la finalidad de ir por una tajada del presupuesto municipal y resolver, de esa manera, una deuda bancaria que derivó en un embargo de bienes por parte de Banorte.

Luego de la traición a Yunes Zorrilla, Ruperto Cortina buscó la candidatura del Movimiento de Regeneración Nacional, pero los morenistas lo rechazaron por el repudio y la mala imagen que tiene en el municipio, donde para nadie es un secreto el trato déspota e injusto que ha caracterizado a su relación con sus trabajadores.

Rechazado por Morena, Ruperto Cortina encontró nuevos aliados en el panismo y particularmente en el Gobierno del Estado, para los que estaría operando políticamente.

Sus problemas son básicamente dos: que en Perote tiene una pésima reputación, situación que le ha impedido llegar a la alcaldía; y que todos saben en este lugar que si busca la Presidencia Municipal es porque su situación financiera lo ubica al borde de la bancarrota.

Ruperto Cortina fue exhibido de forma reciente en las tablas de avisos de lugares públicos, donde se consigna un remate de bienes: un predio de casi mil metros cuadrados; una casa habitación en la calle Juan de Dios Peza (donde está instalado el búnker panista); y un predio rústico de 42 hectáreas, 11 millones 411 mil pesos que debe al banco.

A esa deuda se debe su desesperación por llegar a la presidencia municipal, cargo que ve más como botín político, que como una aspiración por servir a la comunidad.

Los panistas de Perote, los que llevan años trabajando para la causa, ven con desencanto que su partido reciba cascajo político e ignore a los militantes que llevan años trabajando para hacer crecer a esa política.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Jajajajaja a todas luces se aprecia que es una nota pagada por los pristas no le saquen si ya esta mas que visto que pepe yunes perdera la gubernatura ya resignence !!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.