La falsa y gandalla filantropía de Ricardo Salinas Pliego

Salinas
Ricardo Salinas Pliego FOTO: SOPITAS

«¡Perro que come huevo, aunque le quemes el hocico!», así decían las abuelas cuando se referían a alguien que actuaba de cierta manera y que difícilmente cambiaría su naturaleza. Frase muy socorrida para definir a los ladrones o para personas que no cambian su naturaleza tan fácilmente.

Una investigación de la periodista Carmen García y Quinto Elemento Lab, señalan que Ricardo Salinas Pliego ha recibido la friolera cantidad de mil 700 millones de pesos del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (ahora Secretaría de Cultura), para equipar sus orquestas que tiene regadas en todo el país.

El señor Salinas Pliego, bajo un manto de filantropía, se ha embolsado más del 80 por ciento de estos recursos que eran destinados para las orquestas infantiles. Claro que, para eso, necesitaba un cómplice dentro del congreso y obviamente en ese momento Ninfa Salinas Sada (hija de Ricardo Salinas) era diputada federal del Partido Verde, y aunque no pertenecía a la Comisión de Cultura, sí empezó a cabildear con los de la Comisión de Cultura y sus otros pares.

Así que no se vaya con la finta, estos señores aman el billete en grandes proporciones, ellos no andan con baratijas. Sería bueno que «ya sabes quién» le piense dos veces antes de hacer negocios con este rufián.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.