¿Porque nunca levantó la campaña de Meade?

Meade
José Antonio Meade Kuribreña FOTO: TELEVISA NEWS

«Conmigo caminan los maestros que están en las aulas», esa fue la frase que utilizó el candidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade. El exsecretario de Hacienda dijo a principios de esta semana que los maestros eran sus aliados, pero todos sabemos que eso sólo es una ilusión. El hecho de ser arropado por las huestes del partido turquesa y ser mimado por Díaz de la Torre no significa que el más de un millón de docentes lo tomen en serio.

Además, sólo ha alguien sin sensibilidad política se le ocurre poner como coordinador de campaña a un sujeto que es plenamente identificado con los chanchullos del presidente y que desde el 2013 trae pleito casado con los maestros.

El candidato, que a 23 días del primero de julio se encuentra estancado en el tercer sitio de este hándicap electoral, sólo alcanza a ver la espalda de Ricardo Anaya y más adelante, sólo si se para de puntillas, al que puede ser el próximo presidente de la República.

Desafortunadamente, a José Antonio Meade Kuribreña le tocó cosechar las consecuencias de las fallidas reformas peñanietistas. Y no sólo eso, el descontento social por la flagrante impunidad con la que se desempeñaron muchos gobernadores de su partido de adopción, algunos de ellos en la cárcel, mancharon su campaña. Por esas razones, la campaña de Meade no levantó. Desde antes de nacer, su campaña ya estaba muerta.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.