Meade y Anaya dicen que los maestros son sus aliados; las encuestas muestran que son de AMLO

Protestas por la imposición de la Reforma Educativa en México FOTO: WEB

El magisterio mexicano está compuesto por miles de maestros, muchos hacen su trabajo en aulas de lámina y piso de tierra. Enseñan a miles de niños desnutridos y con una sola comida al día. Otros en la ciudad cuentan con mayores comodidades, sin embargo, también enfrentan carencias. Sus aulas requieren mantenimiento y sus instalaciones ya están muy maltratadas. Durante la campaña de Enrique Peña Nieto, éste prometió que se aumentarían los recursos destinados al rubro educativo y que se respetarían los derechos de los docentes.

Ahora, casi a punto de elegir nuevo presidente, los maestros se han dado cuenta que fue una mentira la promesa del presidente saliente. En los primeros días de gobierno se dio a conocer la Reforma Educativa. Este amasijo de leyes y propuestas copiadas a otros países, se metió a fuerza en el ánimo de los maestros con la ayuda de directores y supervisores afines al sistema priista.

Hoy, tanto Anaya como Meade dicen lo mismo que Peña Nieto. Sin embargo, ahora sólo muy pocos les creen. Hoy los partidos que avalaron el Pacto por México están cosechando lo que sembraron. El repudio a sus candidatos es evidente. Los maestros se han identificado, para bien o para mal, con el líder de Morena.

Es seguro que el grueso del magisterio vote por AMLO. Sólo algunos despistados y convenencieros seguirán queriendo que las cosas continúen igual. No obstante, seguirá siendo un misterio si el Gobierno Federal finalmente acepte su derrota y le deje el poder omnímodo de la presidencia a un hombre que, en estos momentos, tiene como aliados a la mayoría de los maestros.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.