El debate de los candidatos a la gubernatura; ¿qué debemos esperar?

Campañas
Los candidatos a gobernador del estado de Veracruz: Miguel Ángel Yunes Márquez, José Francisco Yunes Zorrilla, Miriam Judith González Sheridan y Cuitláhuac García Jiménez FOTO: OPLE
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / Pues se acerca el debate de candidatos a la gubernatura de Veracruz, la cita es este viernes 18 de mayo a las 20:00 horas en el World Trade Center de Boca del Río. En el debate participarán José Yunes Zorrilla, Miguel Ángel Yunes Márquez, Cuitláhuac García y Judith González Sheridan. Los moderadores del debate serán Luisa Cantú Ríos y Luis Ramírez Baqueiro. Si bien los que han seguido las noticias sobre los cuatro contendientes saben qué esperar de cada uno, cierto es que en un debate nada está escrito. Aunque la ciudadanía espera ideas, propuestas y soluciones, es cierto que causa más expectación lo que cada candidato tendrá que decir de sus contrincantes. De Miguel Ángel Yunes Márquez se espera que pondere el trabajo de la actual administración; se espera que hable del cambio que llegó a Veracruz con Miguel Ángel Yunes Linares, un cambio que él propone debe seguir. Pepe Yunes sin lugar a dudas es el más preparado de los cuatro candidatos, sobre todo por su trabajo legislativo como diputado y senador; pero también por su trabajo como gestor de progreso para Veracruz. De Cuitláhuac García se espera el combate más que las ideas; se espera que pondere más el proyecto de López Obrador que el suyo. La señora Sheridan, de ella sólo esperamos que asista y que no vaya a decir una barbaridad; no se le puede pedir más.

Los moderadores del debate; ¿qué debemos esperar?

Poca información hay sobre el formato del debate, aunque se espera que sea semejante al debate presidencial donde los moderadores cuestionaban a cada candidato; en este caso los moderadores del debate serán Luisa Cantú Ríos y Luis Ramírez Baqueiro. Se espera imparcialidad por parte de los moderadores, pero sobre todo honestidad y profesionalismo. Ya verán esos moderadores que no es lo mismo ser cliente que cantinero. Y es que se dio el caso que uno de los moderadores que participarán en el debate del viernes, el día del primer debate presidencial atacó por redes sociales a uno de los candidatos presidenciales como si fuera un hincha del equipo contrario. Estaba en todo su derecho, pero la vida nos da sorpresas, y ahora, como buen profesional, se tendrá que aguantar esa animadversión y practicar la honestidad que exige el periodismo. Es por ello que se debe tener cuidado con lo que se publica en las redes sociales, porque en estas plataformas, Facebook, Twitter, Instagram, mostramos nuestras filias y nuestras fobias; mostramos nuestra ingenuidad y nuestras ganas de creer leyendas urbanas y lugares comunes. Un periodista lo es en cualquier medio que sirva para comunicar y por lo mismo uno está obligado con la congruencia, la integridad y la honestidad. Sí, como cualquier usuario puede publicar lo que le venga en gana; pero después que no se ponga a lamentar las consecuencias. Mejor es la prudencia, que la aquiescencia a nuestra liberalidad.

Margarita Zavala, “el día más importante de su existencia fue el de su muerte (como candidata)”

Dice la canción de Silvio Rodríguez, que ensalza la figura de Narciso El Mocho”, quien hizo de los papalotes un arte: “Pobre del que pensó, pobre de toda aquella gente, que el día más importante de tu existencia fue el de tu muerte”. Pues algo así le pasó a Margarita Zavala este miércoles 16 de mayo de 2018, día en que la esposa de Felipe Calderón, candidata independiente a la presidencia de la República, anunció que se retiraba de la contienda. Margarita Zavala fue trending topic en Twitter y en búsquedas en Google. Nunca la señora Zavala, mientras fue candidata independiente, había atraído tanta atención, nunca dio la nota en su campaña, ella siempre respondía a lo que López Obrador o Anaya se referían. Pero el día que anunció la muerte de su campaña, ese día se volvió importante; y no que muchos lloren porque ya no la van a ver en el próximo debate, sino todo lo contrario. Por eso es propio repetir la estrofa de esta bella canción, “El Papalote”: “Pobre del que pensó, pobre de toda aquella gente, que el día más importante de tu existencia fue el de tumuerte”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.