Este primero de julio, ¿votar con el corazón o con el cerebro?

Voto
Voto FOTO: WEB

Independientemente de por quién vote, usted debe tener muy claro su motivo. Muchos votan porque creen que si gana otro candidato perderán sus trabajos y votan por el candidato oficial por mera conveniencia personal. Otros lo hacen porque les gusta el confort y le temen a los cambios, les gusta la continuidad acomodaticia. Hay quienes votan por la apariencia del candidato, como muchas maestras que, en un mitin de Misantla, le gritaban a Peña Nieto, «Peña bombón, te quiero en mi colchón». Hoy con la Reforma Educativa en acción, piensan que se equivocaron al votar por él.

Este primero de julio no habrá de otra, o votamos con el sentimiento y las emociones o por un análisis concienzudo que nos permita pesar los beneficios y los contras. Es vital repasar los antecedentes de cada candidato y conocer a fondo sus propuestas.

En Veracruz, muchos votaron por Javier Duarte, ahora que el sujeto está tras las rejas, se dan cuenta que se equivocaron al elegir quien les gobernara. Es cierto que, con nuestro sufragio, los mexicanos les damos un voto de confianza, sin embargo, no es un cheque al portador para que lo cobren cuando se le hinche su regalada gana. Por eso sería bueno que nos preguntáramos este primero de julio, ¿votar con el corazón, o con el cerebro?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.