Día del Trabajo, que los trabajadores se manifiesten y exijan justicia social; pero que no se aplauda la histeria, el vituperio y la mentira

Trabajo
Durante el desfile del primero de mayo, Día del Trabajo en Veracruz, una mujer increpa al alcalde porteño, Fernando Yunes Márquez FOTO: ESPECIAL

Para eso son los desfiles del primero de mayo, para que los trabajadores se manifiesten y exijan justicia social. En otros tiempos los desfiles eran para que la clase trabajadora mostrara apoyo al gobernante en turno. Los desfiles también servían para que los agremiados a un sindicato mostraran la fortaleza de su líder, quien a final de cuentas era el que se sentaba en la mesa con el gobernante. Los trabajadores entonces eran peones de los alfiles donde el rey era el líder de la Confederación Nacional de Trabajadores, CTM.

Pero los tiempos cambiaron y los trabajadores poco a poco agarraron brío; se formaron disidencias que se apartaban de ese servilismo lacayo hacia la clase gobernante y entonces los desfiles de primero de mayo terminaban siendo un tanto incómodos para la clase gobernante; tanto que en algún momento se suspendió el desfile. Este primero de mayo hubo desfile y hubo muestras de apoyo hacia el gobernador del estado, aunque también hubo muestras de repudio.

Todas son válidas. Por supuesto, hay histerias que se desbocan, como el de esa mujer que se enfrentó al alcalde Fernando Yunes, quien animada por su dizque acto valiente, reprochó asuntos que nada tienen que ver con lo laboral, pero sí con lo político. ¿Se debe aplaudir la histeria, sobre todo cuando lo que la alimenta es el vituperio, la maledicencia y la mentira?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.