Que canten los niños…

Niños
Los niños víctimas de la guerra en Siria FOTO: WEB
- en Opinión
Édgar Landa Hernandez. / 

Que canten los niños, que alcen la voz,
Que hagan al mundo escuchar;
Que unan sus voces y lleguen al sol;
En ellos está la verdad.
Que canten los niños que viven en paz
Y aquellos que sufren dolor;
Que canten por esos que no cantarán
Porque han apagado su voz…

Observo a través de los noticiarios, portadas de medios informativos, por la radio y aun en la voz de la gente, todo los comentarios son respecto a siria, la ciudad que se desmorona cual pedazo de pan.

Las imágenes son elocuentes, indescriptibles, el odio y el rencor de seres inhumanos atacan a ciudadanos que no saben qué fue lo que hicieron mal para que los traten de esta manera, gente sin escrúpulos y mucho menos sentimientos se encargan de desaparecer no sólo con sus sofisticados armamentos sino con su actitud burda y ruin.

La tristeza me aborda cuando miro a través de la televisión a decenas de niños sufriendo estos momentos apocalípticos con sus rostros cubiertos de sangre, otros más mutilados sin apenas poder defenderse.

¿Cómo y de qué manera? ¿A dónde dirigirse y tratar de ponerse a salvo de ojivas y demas armas que penetran sus endebles cuerpos deshaciendo su vida y sus ilusiones?

Miles de familia buscan afanosamente una salida a donde no existe ni siquiera la libertad de vivir, todo lo tienen controlado intrusos que solo buscan lastimar a los demás con sus mentes perversas.

Y es precisamente en Abril, en el mes del niño. El que tanto se pregona y sin embargo se está aniquilando al futuro de este lacerado mundo que tanto nos ha dado. ¿Qué nos está pasando? ¿Hasta cuándo acabará esta masacre en donde los intereses materiales sobrepasan al amor y a la cordura?

Jefes de países del primer mundo se comportan como trogloditas en la era de las cavernas. Y me despido con una frase que dijo Jesús, allá en lo alto y clavado a una cruz, y suplicaba al cielo, a su padre con éstas palabras que me desgarran mi alma y que dicen así:

Padre, ¿Por qué nos has abandonado?

Se los comparte su amigo Edgar Landa Hernández.

(Hoy no sonrío, hoy simplemente estoy triste)

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.