Muere Sergio Pitol, pero deja una obra viva

Pitol
El escritor Sergio Pitol FOTO: EL PAíS
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / Sergio Pitol ha muerto y con él se va la última generación de esos escritores que, como Borges, como Pacheco, como Monsiváis, rendían culto a la literatura y de ella tomaban la materia prima para su obra. Combinar la literatura con la vida misma fue la maestría de este autor veracruzano, ganador del Premio Cervantes de Literatura. Pitol forjó un género nuevo en el que su propia vida, lecturas, viajes, amistades, padecimientos y también alegrías fueron dando forma a una obra que se funda en El arte de la fuga y se consolida con El mago de Viena. Sus novelas crearon un tríptico que se denominó del carnaval, porque sus personajes rompían con los esquemas de lo cotidiano y se aventuraban a lo insólito, lo inusual. Cuentista, novelista, ensayista y traductor, Sergio Pitol fue uno de los escritores mexicanos más celebrados en Europa, donde desempeñó varios cargos en el Servicio Exterior Mexicano. Hay que decirlo, su final fue triste, porque sujetos sin escrúpulos quisieron montarse en su fama, se valieron de su vulnerabilidad para engañarlo y abusaron de su amistad y de su buena fe. Muere Sergio Pitol y los lectores lo lamentamos; muere, pero deja una obra viva que debe ser ponderada, que debe ser entregada a las nuevas generaciones. Muere Sergio Pitol este 12 de abril de 2018, a unos días de conmemorar la muerte de Cervantes.

Sara Ladrón no entiende el agravio contra Pitol; es que “es corta de entendederas”

Finalmente, Sara Ladrón llegó al funeral de Sergio Pitol. La familia del laureado escritor se portó con decencia, pues ellos sí respetan la memoria de su pariente, esto a pesar de los agravios que Sara parece no entender. Al final de sus días Sergio Pitol fue víctima del abuso y manipulación por parte de un sujeto al que la familia reconoció de inmediato y le puso nombre, Rodolfo Mendoza Rosendo, a quien tienen demandado desde 2016 ante la coordinación de la Fiscalía de Delitos Cometidos por Servidores Públicos. Mendoza Rosendo uso y abuso del nombre y la persona de Sergio Pitol; lucró con su fama para su propio beneficio y hasta puso en riesgo su vida. Una vez que se mostraron las evidencias, una vez que se demostró que Sergio Pitol vivía un infierno en manos de Rosendo y de sus cómplices, la Universidad Veracruzana debió manifestar una postura firme a favor de Sergio Pitol y en contra del manipulador. Pero no, Sara nunca entendió, porque como dijera Cantinflas, “es corta de entendederas”. Tan no entendió el agravio que no le importó la infamia y colocó a Rodolfo Mendoza en Difusión Cultural de la UV, un lugar que había tenido antes una mujer de una gran estatura moral, Esther Hernández Palacios. Sara con ello participa del agravio, pero ni se da cuenta, porque a pesar de que se le sugirió que no se presentara al funeral, por encubridora, llegó con su cara de Magdalena a dar las condolencias. Como dijimos, la familia Demeneghi se portó a la altura y con mucha dignidad, porque la dejaron pasar.

Por supuesto Juan Carlos Molina en el uno de plurinominales al Congreso local

Si usted hace memoria se acordará que, durante la gestión de Bertha Hernández como lideresa de la Confederación Nacional Campesina en Veracruz, esta se había convertido en una especie de casa de citas. Ahí tenía alojadas Bertha a todas las “Reinis”, con sus buenos sueldos, camionetas y choferes. Cuando llegó Juan Carlos Molina a la CNC la levantó de entre los muertos. Por ahí dicen que hasta mandó desinfectar las oficinas porque olían a jabón chiquito. Juan Carlos Molina revitalizó a una organización que había estado en los suelos. Los campesinos volvieron a tener confianza en la Confederación que los representaba. Es por ello que muy merecida la posición número uno de Juan Carlos Molina en las diputaciones plurinominales para el Congreso local. La noche del jueves la Comisión Política Permanente del PRI en Veracruz dio a conocer la lista de los plurinominales y al saberse que el líder de la CNC iba de primero, los vítores no se hicieron esperar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.