Candidatos con cola grande, se sienten candidatos a canonización

Candidatos
Eduardo Sánchez Macías; Esteban Acosta Lagunes; Sebastián Reyes Arellano FOTO: WEB

Se avecina la madre de todas las elecciones, más de tres mil cargos se juegan este primero de julio. En Veracruz, muchos tienen posibilidades reales de ganar, de ahí a que hagan un buen papel en el Congreso, está en veremos. Dentro del ramillete de candidatos hay varios con antecedentes cuestionables. Uno de ellos es el querido “primo” (que no lo es) de Karime Macías, Eduardo Sánchez Macías, candidato a la diputación federal por la coalición que conforma PAN-PRD-Movimiento Ciudadano. De verdad que algunos sujetos piensan que los veracruzanos no tienen memoria; este señor fue beneficiario directo de la “prima” que se merecía abundancia y se siente un pan de Dios. Sánchez Macías, quiere seguir mamando del erario, pero ahora en el Congreso.

Otro que se hace como que la virgen le habla es el cuestionado exalcalde de Banderilla, Esteban Acosta, quien se hace pasar como un joven brillante honrado e inteligente, ¡vaya!, también un pan de Dios. Las acusaciones en su contra por los desvíos de las arcas banderillenses para este candidato sólo fueron infamias, propias del calor electoral. Es más, casi-casi los pobladores de Banderilla le salen debiendo a este chambelán de pastel de 15 años. Este joven, que por cierto ya perdió en las elecciones pasadas, también quiere estar en la nómina del Congreso.

Y qué se puede decir del chapulinzote Sebastián Reyes Arellano, el diputado que de Morena se pasó al PAN y ahora es candidato por el Panal para, según sus cálculos matemáticos, perpetuarse como diputado. Si no se acuerda de él, no se preocupe, no ha sobresalido como legislador, sólo se le recuerda porque se llevaba los platos de la cafería del Congreso a su casa y de su ridícula escena cuando le robaron el celular de trecientos pesos por hacerle a la santísima, mientras se encadenaba al atril del congreso. Esta es parte de las joyitas que quieren legislar. Así que no dé su brazo a torcer tan fácilmente, fíjese bien a quien le otorga su voto este primero de julio.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.