Cuitláhuac García no necesita contrincante para debatir, sólo pónganle un espejo, acabaría odiándose él mismo

Cuitláhuac
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB

Ya están haciéndose arreglos algunos portales para que los candidatos a gobernador por el estado de Veracruz participen en algún debate. Un debate en teoría es un ejercicio sano, siempre y cuando los participantes al debate vayan a presentar propuestas, pero además sería interesante ver a los candidatos argumentando y contraargumentando. Pero el caso es que los debates se han convertido sólo en ejercicios de denostación, donde los aspirantes a un puesto de elección popular llevan su dotación de tomates podridos para arrojarlos al de enfrente.

Ya Cuitláhuac García, candidato de Morena, está poniendo sus condiciones a un debate, y es que dice que si no asiste Miguel Ángel Yunes Márquez, pues él tampoco asistirá. Al parecer Yunes Márquez inspira esa parte salvaje del Cuícaras. Aunque, a decir verdad, Cuitláhuac García no necesita a otra persona para debatir, conociendo sus humores neuróticos, bastaría que le pusieran un espejo al frente para que empezara a gritarse él sólo.

El problema es que terminaría por odiarse él mismo, entonces entendería lo que han entendido miles de veracruzanos que lo han visto como diputado en los últimos años, no merece que voten por él.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.