De nada vale regalar un ramo de rosas a la mujer, un día de marzo, si el resto del año tendrá que convivir con espinas

Flores
Mujer recibiendo rosas en el Día Internacional de la Mujer FOTO: WEB

El Día Internacional de la Mujer sirve además para enterarnos de los pocos avances que existen en cuanto a los derechos de la mujer. Por ejemplo, el Inegi reporta que en nuestro país Las mujeres representaron el 43.8 por ciento del personal ocupado. En 2016, el 75.3 por ciento del valor del trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados en el hogar fue realizado por mujeres; 40 por ciento de los puestos de trabajo que generaron en el 2013, sectores como la cultura y el turismo, fue ocupado por mujeres.

En otras estadísticas se advierte que la mujer sigue teniendo un pago menor comparado con el del varón, a pesar de que los dos trabajan el mismo número de horas. El 57 por ciento de las personas que trabajan de manera informal son mujeres, lo que significa además que no tienen protección de salud institucional ni beneficios como Infonavit o posibilidad de alcanzar alguna pensión en la edad adulta.

Todas estas cifras deberían obligar a los gobiernos a buscar programas de apoyo para que la mujer aspire a mejores beneficios. De nada vale celebrar a la mujer un día si el resto del año nos vamos a olvidar de ellas; de nada vale regalarle un ramo de rosas un día de marzo si el resto del año tendrá que convivir con espinas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.