Terminadas las precampañas debemos administrar nuestros corajes y evitar agredir al prójimo que no es el que piensa como nosotros, sino también el que disiente de nosotros

Jorge Luis Borges FOTO: WEB

Una vez concluidas las precampañas se requiere hacer un balance de cada candidato, de cada partido, de los mismos electores; se requiere reconocer los aciertos y las fallas; la gente que aporta y la gente que resta. Pero se requiere algo más, se requiere que cada ciudadano, sobre todo los que hacen uso de las redes sociales, piense en administrar sus júbilos y corajes; sobre todo sus corajes.

Para pensar un poco en eso nos gustaría citar a Jorge Luis Borges. Él dijo en “El jardín de senderos que se bifurcan” lo siguiente: «Pensé que un hombre puede ser enemigo de otros hombres, de otros momentos de otros hombres, pero no de un país: no de luciérnagas, palabras, jardines, cursos de agua, ponientes».

Las filias y las fobias políticas no nos deben alejar de los demás, y si nosotros arrojamos improperios a diestra y siniestra en contra de quienes siguen a uno u otro candidato nos estamos enemistando con ellos. Hay que saber administrar nuestros corajes y evitar agredir al prójimo que no es el que piensa como nosotros, sino también el que disiente de nosotros.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.