Ochoa Reza, sino sabe refrenar su boca, que se compre un bozal; «prietos que no aprietan», llamó a los mexicanos

Enrique Ochoa Reza FOTO: WEB

Señala el dicho que «de la abundancia del corazón habla la boca», es decir, la boca no es un órgano autónomo que dice las cosas sin querer, sino que la boca enuncia lo que uno tiene en el corazón, en el pensamiento. Al respecto dice la Escritura: «la lengua es un miembro pequeño, y sin embargo hace grandes alardes. ¡Miren! ¡Con cuán pequeño fuego se incendia tan grande bosque!».

Señor Enrique Ochoa, presidente nacional del PRI, sino sabe refrenar su boca, cómprese un bozal, porque no es la primera vez que insulta a los mexicanos, ni llamar prietos a un grupo determinado de personas, que en México son mayoría, será el último insulto que diga.

Ochoa Reza dice lo que dice porque eso es lo que abunda en su corazón, eso es lo que cree de los mexicanos, que son unos prietos que ya no aprietan. ¿Y cómo van a apretar señor Enrique Ochoa, si los que aprietan son los de la clase política, son los que no han sabido aflojar el yugo que han puesto sobre un pueblo que ha sido explotado hasta el exceso?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.