Dos alcaldes de Morena, Coatza y Mina, lanzan acusaciones falsas; se les comprueba y guardan silencio

Víctor Carranza, presidente municipal de Coatzacoalcos; Nicolás Reyes, alcalde de Minatitlán FOTO: WEB

Hace unos días Víctor Carranza, alcalde de Coatzacoalcos, salido de las filas de Morena, acusó que uno de sus colaboradores había sido levantado una mañana en que acudía a sus oficinas en el ayuntamiento; Víctor Carranza pidió incluso la intervención del CISEN. Después se supo que el director de Ingresos había estado de parranda; el Gobierno estatal señaló que tenía evidencias claras de esos hechos. Los amigos del director de Ingresos lo defendieron, señalando que Elías Omry Gutiérrez no tomaba; el aludido no pronunció palabra.

Esta vez el alcalde de Minatitlán, Nicolás Reyes, surgido de Morena, acusó al Gobierno estatal de estar repartiendo leche caducada. Por supuesto que la acusación es grave, por lo mismo la misma Secretaría de Protección Civil se dio a la tarea de certificar el hecho, dando como resultado que no había tal caducidad; esto se certificó en presencia del alcalde de Minatitlán y de un notario público.

No se vale hacer acusaciones sin fundamento, sobre todo acusaciones que ante los hechos no se pueden sostener. Si en realidad hay algo que acusar los alcaldes deben hacerlo, pero que sean ciertas, en todo caso ellos caen en el descrédito y hasta infringen la ley. Ya anunció Protección Civil de Veracruz que levantará una denuncia por estas acusaciones falsas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.