¿Quién erigió la estatua de Guillermo Zúñiga?; cada hombre pone los fundamentos de la suya

Estatua del maestro Guillermo H. Zúñiga Martínez FOTO: LBP

Se pueden tener animadversiones en contra de algún personaje político, se puede tener una opinión contraria a la de la mayoría y se debe esperar respeto incluso si no se comulga con esas opiniones. Lo que no está bien es tratar de imponer ese punto de vista a los demás sin argumentos. La intención de algunos por quitar la estatua de Guillermo Zúñiga del lugar en que se encuentra no sólo lleva la animadversión al terreno de la confrontación absurda, sino que además se resta méritos a priori a una persona que dio mucho para los veracruzanos.

Para aquellos que no conocen la trayectoria del maestro ofrecemos esta brevísima semblanza: El profesor Guillermo Zúñiga fue creador del Centro de Estudios Superiores de Educación Rural, de la Universidad Pedagógica Veracruzana y del Instituto Pedagógico de Normalización. Guillermo Zúñiga fue director de la SEP en los distritos de la zona norte de México. Fue designado como Secretario de Educación y Cultura de Veracruz durante el sexenio del gobernador Fernando Gutiérrez Barrios. Fue elegido presidente municipal de Xalapa. Fue diputado local y diputado federal.

Durante el gobierno de Patricio Chirinos Calero fue nuevamente Secretario de Educación y Cultura. Más recientemente fue director del Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos, fundador del Instituto Veracruzano de Educación Superior, instituto que lo llevó a la formación de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, de la que fue rector hasta el día de su muerte.

Durante su paso por las instituciones de educación y cultura Guillermo Zúñiga dio siempre un lugar especial al libro. Decenas de ediciones se publicaron a partir de su iniciativa. Guillermo Zúñiga rescató las leyendas, cuentos y mitos de muchos pueblos, incluidos los cuentos y leyendas de Xalapa. No fue Américo Zúñiga quien erigió una estatua a Guillermo H. Zúñiga, porque es el propio hombre en vida quien pone los fundamentos de su estatua, después de ello, es la historia la que la levanta.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.