López-Dóriga, el extorsionador; mandaba a su esposa a pedir dinero para que el comunicador no metiera las manos en el asunto

Extorsionador
Teresa Adriana Pérez Romo de López-Dóriga y su esposo el periodistas Joaquín López-Dóriga FOTO: WEB

El concepto que mejor conoce Joaquín López Dóriga es el de la extorsión. Y es que el señor, gracias a su posición en los medios, permitía que su esposa Teresa Adriana Pérez Romo de López-Dóriga exigiera el pago de cinco millones de dólares y 600 mil dólares más para su abogado, con tal de terminar con los problemas por la construcción de un edificio de departamentos en la calle Rubén Darío. El edificio era parte de un complejo mayor cuya propietaria era María Asunción Aramburuzabala, una de las mujeres más ricas de México y Latinoamérica.

Existen videos grabados donde el abogado de la esposa de López-Dóriga está solicitando una fuerte suma de dinero para evitarle problemas en la construcción de un edificio de departamentos, para evitar que el comunicador utilice su poder en los medios para exhibir ciertas “irregularidades”.

La poderosa empresaria exhibió la porquería y el modus operandi del conductor, quien mandaba por delante a la esposa a extorsionar a cambio de que este no sacara el tema en su noticiero a nivel nacional. María Asunción puso de rodillas a Joaquín, quien en algún momento buscó un arreglo extrajudicial, pero la respuesta de la empresaria fue que no, que ella iba a llegar hasta las últimas consecuencias; y llegó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.