No es la primera periodista que acusa de agresión al neopanista Basilio Picazo

Picazo
Camerino Basilio Picazo Pérez FOTO: WEB
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / En 2016 Basilio Picazo era candidato del PRI a una diputación local, en ese entonces Maria Elena Ferral, periodista de Papantla, acudió a la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas de Veracruz a denunciarlo. Según datos recabados por este medio, María Elena Ferral estaba con sus hijas en un restaurante de la zona norte de Veracruz. En algún momento ella tuvo que salir a revisar su camioneta, pero sus hijas se quedaron en la mesa del restaurante. En ese momento entró Basilio Picazo con sus secuaces. En la plática salió a la luz el nombre de la periodista, a lo que Basilio Picazo dijo: «Ya la dejé vivir mucho, la voy a mandar a levantar, de estos días no pasa». La fama de Picazo le metió miedo a la periodista que rápido acudió a la CEAPP; afortunadamente no pasó nada, la periodista y el candidato limaron asperezas y al rato a hasta se tomaban fotografías juntos. Por lo tanto, lo que sucedió este jueves en el Congreso, donde Picazo se salió de sus casillas y se fue a los insultos en contra de la periodista Rosalinda Morales, no debe de extrañar; claro, tampoco se debe tolerar. Cualquier agresión contra un periodista, ya sea verbal o física se debe tomar en serio. Ahora, si viene de Basilio Picazo, el neopanista, pues se debería tomar más en serio. Dice el dicho, crea fama y acuéstate a dormir, y de Picazo todavía se recuerda que fue señalado como el autor intelectual de la muerte del síndico Miguel Alfonso Vázquez.

Ante secuestros, alcalde de Coatza pide que el CISEN intervenga; creyó haberse sacado la Lotería, pero sólo ganó la rifa del tigre

¿A poco el actual alcalde de Coatzacoalcos, salido de las filas de Morena, no sabía en la que se estaba metiendo cuando ganó la elección de ese municipio? Víctor Carranza Rosaldo vive sorprendido, como si fuera un turista americano que llega a Coatzacoalcos, y se da cuenta que la zona está plagada de grupos de la delincuencia organizada. ¿Acaso nunca leyó las crónicas de Mussio Cárdenas, uno de los periodistas más informados sobre lo que ha venido sucediendo en Coatzacoalcos y municipios aledaños? Pero qué va a leer el señor, si no conoce la diferencia entre CISEN, PGR, CIA y FBI. Por ello, su primer grito de auxilio no fue pedir la intervención de la PGR o del Ejército, sino del CISEN, una agencia de investigación que no le serviría para gran cosa. Coatzacoalcos es territorio disputado por el narco desde hace años. La violencia en ese municipio no cesa. Los periodistas lo hemos dicho, uno de los problemas a los que se enfrentarán o se están enfrentando ya los alcaldes es a la extorsión por parte de estos grupos delincuenciales. Pobre Víctor Carranza, pensó que al ganar la elección de alcalde se había sacado la Lotería, pero la verdad es que el señor sólo ganó la rifa del tigre; ahora va a tener que aprender a domarlo.

¿Y dónde anda Michelle Servín?

Una de las mujeres priistas que nunca se dejó llevar por la derrota en la pasada elección de gobernador fue Michelle Servín. Ella quedó tranquila con el resultado porque siempre hizo su mayor esfuerzo. Como síndica del ayuntamiento de Xalapa, ni el alcalde Américo Zúñiga ni los regidores tuvieron nada que reprocharle. La actual administración no encontrará irregularidades en el trabajo de Michelle Servín. Ella ha sido paciente, pudo haber exigido ser candidata a diputada local en la pasada elección, pero no sólo fue disciplinada, sino prudente. El mal gobierno de Javier Duarte pegó duro a todos los candidatos en esa elección. Ahora que los xalapeños se han dado cuenta que Morena no es la mentada “esperanza de México”; ahora que los xalapeños se han dado cuenta de la clase de diputadas que pueden surgir de ese partido (Carola Viveros, vivo ejemplo de la ineficacia); ahora que los xalapeños ya se están cuenta de la clase de funcionarios que pueden surgir de un ayuntamiento comandado por Morena, ahora es tiempo para Michelle Servín, empiece a pensar en servir en un puesto de elección popular. Ya Morena no es ese partido que postula una vaca y la hace ganar. Ahora Morena, como cualquier otro partido, tendrá que buscar el voto de colonia en colonia, de casa en casa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.