El discurso de Oprah en los Globos de Oro y de cómo conmovió a millones

La historia de Oprah Winfrey es digna de ser recordada. Ella padeció dolor, hambre, injusticias, durante su infancia. Oprah fue criada por su abuela hasta los seis años y por su madre soltera, fue víctima de numerosos abusos y atrocidades que la llevaron, a los 13 años, a escaparse de su casa para ir a la de su padre, en Nashville, quién fue muy estricto en su educación.

Desde joven estudió y trabajó en una estación de radio donde daba las noticias locales. A los 22 años recibe una oferta para hacer un programa de televisión llamado People are talking y a partir de ahí su destino se fue forjando hasta llegar a ser una de las mujeres más influyentes de nuestra época.

El discurso que Oprah diera en la entrega de los Globos de Oro, agradeciendo la entrega del premio Cecile B. DeMille, siendo la primer mujer en recibir ese reconocimiento, no fue sólo retórica vacía, fue el grito de miles de mujeres que sufrieron abusos y que se levantaron de sus propias cenizas. Oprah no culpó a los hombres de sus desgracias, antes bien los animó a ser líderes junto con las mujeres.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.